Lejos de la imagen de fiesta y desparrame que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en Ibiza, la isla derrocha numerosos y amplios espacios de paz y de remanso que son, de hecho y contra todo pronóstico, los que predominan en  sus  572 Km2. Las montañas se rinden sin ningún tipo reservas ante ese azul claroscuro del mediterráneo balear. El mar, a su vez, acepta con gozo la protección que las montañas le brindan. Y toda esa armonía se manifiesta en cada una de las bahías y calas que conforman la mayor de las Pitiusas.

20130708_212108

La zona norte es la que más destaca por su quietud y por sus espacios vírgenes. Y si es justamente esto lo que buscas, te recomendamos alojarte en en la zona del Puerto de San Miguel. Aquí encontrarás cómodos apartahoteles ubicados en las laderas de la montaña con vistas a la bahía homónima. Nosotros nos alojamos en San Miguel Park, en un apartamento tipo estudio con las comodidades necesarias y con vistas a las montañas contiguas y, en algunas habitaciones, con vistas al mar.

20130708_100635

En el norte también se encuentran las calas menos visitadas y de belleza extraordinaria. Por instantes, olvidarás que estás en Ibiza y tendrás la sensación de que estás en un isla apartada del mundo con playas espectaculares solo para ti. Y si no me crees, acércate a Cala d’en Serra, una cala de agua cristalina rodeada por una naturaleza exuberante. Eso sí, no olvides ponerte tus zapatillas de agua cuando te sumerjas en el agua. Encontrarás más de una piedra y puede que algún erizo. También te recomendamos que lleves tus gafas de buceo y disfrutes de la vida marina que alberga esta cala.

Poco visitada pero no aislada. En Cala d’en Serra encontrarás un chiringuito donde podrás comprar alguna bebida y algún tentempié. También hay servicio de hamacas y sombrillas, aunque hay arena suficiente para que pongas tu sombrilla sin problema 😉

20130708_120748

20130708_120656

20130708_115710

 

 

También en el norte, destaca por su extraordinaria belleza y su enorme playa de arena blanca la Cala de Sant Vicent. Contraria a su vecina d’en Serra, Sant Vicent tiene un largo paseo lleno de restaurantes, supermercados y hasta hoteles. Sin embargo, no llega a ser ni mucho menos una de las playas más concurridas de Ibiza, aunque sí es la que concentra más gente en la zona septentrional.

20130708_132649

Volviendo a las calitas pequeñas de la zona norte,  cerca de Portinatx, encontramos S’Illot des Renclí. Aunque la belleza de su paisaje es espectacular, no lo es la escasa comodidad que puedes encontrar si decides quedarte. Muy poca arena y muchas rocas que, según la hora del día, también pueden estar ocupadas, te podrían dejar sin lugar apenas donde poner la toalla. Nosotros tratamos de encontrar un sitio junto a los muelles lisos que se extienden por los costados de la isla. Sin embargo, el reducido espacio que logramos conquistar entre los bañistas que se anticiparon a nuestra llegada y la ausencia de sombra, hicieron que nuestra permanencia se redujera a tan solo una hora. Seguramente, si vas por la mañana, tendrás más suerte que nosotros.

SONY DSC

Decidimos por fin, salir  de nuestro rinconcito de paz y aventurarnos a las playas del sur que no dejan de ser igual de bellas pero sin duda, mucho más frecuentadas que sus hermanas del norte. Empezamos por Cala d’Hort, cuyo atractivo fundamental recae en Es Vedrá: un islote de  382 m de altura que forma parte del Parque Natural de Cala d’Hort, Cap Llentrisca y Sa Talaia. Lo alto del islote te hace sentir que estás muy cerca de él cuando en realidad está separado por  cientos de metros de la cala. Además, de la vista de Es Vedrá, esta cala destaca por sus restaurantes. Aquí podrás degustar de la deliciosa gastronomía ibicenca mientras disfrutas de un buen vino.

SONY DSC

A continuación decidimos visitar, pero sin quedarnos, las calas más famosas de Ibiza: Cala Comte y Cala Bassa. Llegamos casi al atardecer y cuando solo quedaban los vestigios de lo que parecía haber sido una jornada movida. Apenas bajamos en Comte, la vista se nos fue directamente al islote que servía de fondo a la hermosa postal que nos encontramos. Este islote lleva por nombre  s’illa d’es Bosc.

 

SONY DSC

 

20130709_174247

 

Por su parte, Cala Bassa es considerada una de las playas más hermosas de la isla. Sus aguas cristalinas y cálidas, su arena fina y la cantidad de servicios que ofrece, la han coronado como el sitio predilecto de los visitantes. La cala cuenta con duchas, WC, hamacas y sombrillas que en verano dejan a más de un bañista sin espacio para la toalla, socorristas, masajistas, acceso para discapacitados, restaurantes y bares, entre los que destaca el Cala Bassa Beach Club por ser más que un chiringuito de playa y convertirse en un Beachclub que ofrece diferentes tipos de cocina: ibicenca, creativa fusión, oriental y gourmet, y un ambiente musical del que no podrás escapar por más que lo intentes.

20130709_180316

Además de calas y fiesta, Ibiza también ofrece otro tipo de atracciones a quienes la visitan. Empezaremos con los mercados hippies. Su origen se remonta a los años 60 cuando en la isla habitaban comunidades hippies conformadas por jóvenes americanos y europeos que, desencantados de las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial encontraron el espacio perfecto en Ibiza para llevar a cabo una vida ideal al margen de todas esas nefastas consecuencias. A pesar de que estas comunidades  han quedado prácticamente extintas, aún quedan los mercadillos en los que originalmente se comerciaba con productos usados y con artesanía elaborada por ellos mismos.

Hoy en día son grandes mercadillos que ofrecen artículos elaborados a mano y que se distribuyen en diferentes puntos de la isla. Eso sí, cada uno abre un diferente de la semana y a horarios diferentes. Los más importantes son: el Mercadillo Nocturno de Las Dalias, ubicado en San Carlos. Abre todos los lunes y martes de junio a septiembre desde las 7 pm hasta la 1 am. Los miércoles le toca al Mercado de Punta Arabí en Es Caná, abre de abril a octubre de 10 am a 7 pm. Los jueves son el día del Mercado de San Rafael, en el pueblo homónimo. Se lleva a cabo de junio a septiembre, de 7 pm a 11.30 pm. Los sábados le corresponden al Mercado de segunda mano, en Sant Jordi. Tiene lugar todos los sábados del año, entre las 9 am y las 3 pm. Y los domingos se los lleva el Mercadillo dominical en San Juan. También abre todos los domingos desde las 10 am hasta las 4 pm.

Como ves, asistir al menos a uno de estos coloridos mercadillos hippies tiene su recompensa. Seguramente alguna cosilla encontrarás para llevarte de regreso a casa.

20130710_143210

Mercadillo de Punta Arabí

DSC_0734

DSC_0735

Visitar el centro de Eivissa  te podría dejar un magnífico sabor de boca. De día o de noche, la ciudad derrocha un encanto especial. Tras la Valetta, el casco histórico de Ibiza es la ciudad amurallada mejor conservada de Europa. No te pierdas el paseo por sus tiendas de artesanía, moda o souvenirs durante el día, y por la noche, la caminata por el puerto y por sus callecitas estrechas es un Must que no debe faltar en tu checklist ibicenco.

DSC_0753

DSC_0745


DSC_0763

20130710_002144

20130710_005305_LLS

20130710_010945

Y aunque hay un sinfín de lugares que descubrir en esta isla paradisíaca, cerraremos este post con el atardecer desde uno de los sitios más emblemáticos para verlo: Café del Mar en Sant Antoni de Portmany. En lo personal éste era un sitio que quería visitar desde hacía mucho tiempo. Desde mis años en Venezuela, escuchaba los CDs de Café del Mar y, por un tiempo, fueron parte del sound track de mi vida. Así que ¿qué menos que ir a ver el atardecer en un sitio con unas vistas impresionantes, tomando un refrescante Gin Tonic y escuchando la música que durante tiempo escuché? Éste era el sitio y éste era el momento.

Como consejo os diría que hay que llegar antes de comience el descenso del sol. El local se empieza a llenar y con él, toda la zona de playa que está alrededor. También he de decir que si te gusta la fiesta, cuando el sol se oculta, es cuando esta zona se llena verdaderamente de vida. Afortunada o desafortunadamente, nuestra estancia ahí duró lo que el sol en esconderse y el Gin Tonic en acabarse.

 

SONY DSC

 

DSC_067920130709_185349

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: