+

PANAMÁ: TIERRA DE CONTRASTES (PARTE II)

En nuestro post anterior hablamos de Panamá, su historia y sus monumentos. En esta oportunidad, describiremos brevemente la “Panamá Moderna” con los puntos de interés turísticos más destacados y, como no puede ser de otra manera, iniciaremos nuestra reseña con El Canal de Panamá.

Reconocido como una de las obras más trascendentales de la ingeniería moderna, el Canal destaca por ser la única vía de navegación interoceánica que une el Oceáno Pacífico con el Oceáno Atlántico a través del itsmo de Panamá en su punto más estrecho. Desde su inauguración en 1914, ha resultado ser una alternativa indispensable para el comercio internacional, ya que ofrece una vía comercial más corta y relativamente más barata para los países ubicados cerca de ambos Oceános. Con el incremento de las transacciones internacionales durante el siglo pasado y lo que llevamos del presente, la demanda ha superado la capacidad del Canal y se ha optado por construir nuevas esclusas y más anchas, para permitir el paso de buques más grandes. Aunque la construcción de este juego de esclusas debía haber terminado en agosto de 2014 a propósito de su centenario,  ciertos problemas de cálculo de presupuesto por parte de las contratistas han retrasado su inauguración a 2015.

vista entrada barcos pacifico

Vista de la entrada de barcos el Pacífico

Cómo llegar a El Canal de Panamá (Esclusas de Miraflores)

En nuestro caso, como mi hermana vive en Panamá, tuvimos la suerte de contar con transporte particular durante nuestros cuatro días en la ciudad, pero en condiciones normales, la mejor manera de llegar ahí es en taxi desde el Casco Viejo. La media es de unos 10$ y si tienes la suerte de encontrar a un taxista dicharachero, puedes terminar disfrutando de los relatos sobre los cambios sufridos por el país desde una perspectiva panameña, lo que es ideal si quieres conocer un poco más sobre el país desde su misma gente.

La entrada para entrar al Centro de Visitantes de Miraflores cuesta 15$ para adultos no residentes y 10$ para niños en edades comprendidas entre 6 y 12 años. La entrada incluye el acceso a una terraza muy amplia desde donde puedes ver cómo se abren y se cierran las compuertas de las esclusas durante la entrada y salida del barco por  ellas, recorrido por un pequeño museo y acceso a una proyección  sobre la historia de la construcción del canal en formato 3D.

Resulta muy conveniente informarse previamente sobre los horarios del tránsito de barcos para poder apreciar el funcionamiento de las esclusas. El horario ideal sería en la mañana, pues es cuando más tráfico de barcos hay desde el Pacífico hacia el Atlántico.

Esclusas de Miraflores

Esclusas de Miraflores

En cuanto a si la visita vale la pena o no,  podemos encontrar opiniones antagónicas al respecto. Por una parte, hay personas que consideran que la visita resulta bastante costosa si se suma la entrada más el taxi por sólo ver unas esclusas que suben y bajan. Y por otra parte, hay personas que lo consideran  una experiencia digna de presenciar, tomando en cuenta la importancia de tal obra para el mundo. Particularmente no he visto muchos más sitios donde se pueda ser testigo de este tipo de eventos, ya sólo por eso vale la pena. Si bien es cierto que Panamá  tiene mucho más que ofrecer a nivel paisajístico, el Canal resulta ser  su principal atractivo a nivel comercial, económico y turístico, con lo cual para mí es una parada obligada sin duda alguna

barco esclusas miraflores panamá

Entrada barco desde el Pacífico

Continuando nuestro paseo por la capital panameña nos encontramos con la cinta costera, paseo ideal si se busca contemplar el Skyline más prominente de América Central en un ambiente súper relajado. Aquí suelen converger aquellos que deciden practicar ejercicio al aire libre,  familias que llevan a sus hijos a disfrutar de los parques distribuidos en varios puntos de la cinta y turistas ávidos de una estupenda fotografía que refleje la modernidad panameña.

Cinta Costera Panamá

Cinta Costera Panamá

Dentro de los rascacielos más curiosos del Skyline encontramos el F&F Tower, mejor conocido como El Tornillo por su particular forma. En 2011, año de la culminación de su construcción, estuvo en clasificado  dentro del ranking de los mejores rascacielos del mundo y obtuvo el séptimo lugar por su excelencia arquitectónica y funcionalidad

F&F Tower. El Tornillo

F&F Tower (El Tornillo)

Como último dato de viaje, hemos elegido recomendar un restaurante típico panameño que encontramos por casualidad recorriendo el Centro Comercial Albrook Mall. Cabe mencionar que en Panamá hay una fuerte cultura de malls que se va extendiendo cada vez más entre sus residentes y visitantes. El  Restaurante se llama El Trapiche y ofrece un menú variado a precios más que razonables en una atmósfera 100% panameña. La decoración y el excelente servicio de sus empleados  hace que te abstraigas de la muchedumbre del  mall y disfrutes de la gastronomía del lugar. El menú está basado en su mayoría en productos fritos pero si lo tuyo es algo más light,  la sopa o “sancocho” de gallina es una excelente opción a pesar del calor.

20130906_134501

Carta de El Trapiche

20130906_140851

Sancocho panameño y Fiesta Panameña

20130906_140859

Fiesta Panañema. Desgustación de varios platos típicos

Espero que hayas disfrutado de nuestro breve paseo por tierras panameñas y  te atrevas a conocer este pequeño gran desconocido destino turístico.

Si quieres saber más acerca de Panamá,  aquí te dejo el link de un blog que ofrece estupendas recomendaciones sobre las mejores playas de Panamá.

Hasta nuestra próxima parada…

+

PANAMÁ: TIERRA DE CONTRASTES (PARTE I)

 

Ubicado en el extremo sureste de América Central y atravesado en su lado más estrecho por una vía de navegación interoceánica, Panamá goza de una posición privilegiada que ha servido como punto neurálgico para el transporte de mercancías desde la época de la colonia. Esta vía, transformada en lo que hoy conocemos como Canal de Panamá, ha servido para dinamizar el comercio entre los Océanos Pacífico y Atlántico, ofreciendo una ruta más corta y más barata.

20130906_110256

Esclusa de Miraflores

Asimismo, esta posición hizo de Panamá un enclave donde convergerían y partirían las expediciones “conquistadoras” que  seguirían hasta el Imperio Inca del Perú. Ahí,  los expedicionarios cargarían el oro y la plata que saquearían del Tahuantinsuyo y volverían nuevamente a hacer escala en el istmo para seguir por el Atlántico a tierras europeas. Este enclave estuvo ubicado exactamente en lo que se conoce hoy en día como Panamá la Vieja Panamá Viejo. 

20130907_112607

Torre de la Catedral – Panamá la Vieja

20130907_115936

Pozo construido por la escasez de agua de entonces – Panamá la Vieja

En la actualidad, funciona como un Centro de Visitantes. Aquí el turista, a través de las ruinas, puede fácilmente imaginar como pudo haber sido la vida en esta ciudad ocupada entonces por 4.000 habitantes, en la que se fusionaban españoles, indígenas y esclavos africanos. La visita puede durar como una hora y media aproximadamente. Con suerte, puedes encontrar un guía en la parte baja de la torre que te contará brevemente la historia del lugar. El pago es a voluntad, pero vale la pena, pues hace que la visita sea mucho más provechosa.

20130907_112710

Panamá la Vieja

Adicionalmente, se debe pagar el acceso al lugar que es de 6 USD adultos y niños mayores de 5 años. Esta entrada incluye también la visita al museo que está como a cinco minutos en vehículo particular y donde se puede apreciar la transformación que ha sufrido la ciudad durante toda su historia. Nosotros no pudimos visitar el museo porque llegamos ya muy tarde.

20130907_113610

País de contrastes, donde lo antiguo y lo moderno se funden

En 1671, la ciudad fue asediada e incendiada en diferentes oportunidades hasta quedar prácticamente reducida a escombros . Por esta razón, hubo que cambiar su ubicación a un lugar que tuviera un mejor sistema defensivo. Así pues, se creó en 1673 lo que hoy conocemos como Casco Antiguo, declarado en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Si decides dar un paseo por el Casco Antiguo, lo mejor será dirigirte a la Plaza Mayor, frente a la Catedral Metropolitana de Panamá. Ahí encontrarás a un grupo de guías que por un donativo te acompañará por todo el Casco y te contará con detalle, los acontecimientos y anécdotas surgidos en cada punto del lugar. La experiencia vale la pena. Una vez más y como siempre, la posibilidad que te brinda tener un buen guía, te ayudará a disfrutar y a entender mejor un país y su gente.

Catedral Metropolitana de Panamá

Catedral Metropolitana de Panamá

 

Además de la Plaza Mayor, encontrarás tres plazas principales: la Plaza Bolívar, la Plaza Francia y la Plaza Herrera. Asimismo, se encuentra el Palacio de las Garzas, sede de la Presidencia de la República; El Palacio Bolívar, actual sede de la Cancillería de la República; el Palacio Municipal, sede de la alcaldía y del concejo del municipio del distrito de Panamá y, como dato anecdótico, la casa de Rubén Blades, uno de los principales representantes de la música latinoamericana a nivel mundial, además de político y abogado.

 

Guía local

Guía local

Plaza de Francia

Plaza de Francia

Casa de Rubén Blades

Casa de Rubén Blades

 

 

El paseo podría llevarte aproximadamente otra hora y media, pero bajo el calor y la humedad panameña, podría darte la impresión de que ha durado bastante más. Por ello, además de llevar contigo una botellita de agua, te sugiero parar en una heladería que ofrece unos helados artesanales con sabores únicos en el mismo Casco Antiguo. Su nombre es Granclement y para mí, el mejor helado es el de jengibre. No te lo puedes perder…

Heladería Granclement

Heladería Granclement

Por el momento me despido con ese saborcito de helado de jengibre en la boca, invitándote a seguir mi próximo post sobre Panamá. En él, hablaré sobre el Canal de Panamá, la Cinta Costera y algún rinconcito sobre donde podemos disfrutar de la deliciosa Comida Típica

 

Panameña.

+

Archipiélago de Los Roques: Paraíso de Aguas Cristalinas

Ay Los Roques, Los Roques… ¿Paraíso del cielo en la tierra? Sí. ¿Lugar donde Dios sin duda alguna posó su mano? También. ¿Sitio perfecto para desconectar y relajarse sin tener ningún tipo de interferencia más que el sol, el mar y las gaviotas? Sin duda alguna. Ay… qué ganas de volver y sentarme a contemplar sus aguas cristalinas sin ningún otro pensamiento que: ¿será que hoy sí pido la langosta? Debo aclarar que más que un comentario arrogante, comer langosta en Los Roques es una práctica muy común, sobre todo en la época en la que su pesca está permitida.

Veamos pues, Dónde está ubicado este espectáculo natural.

El Archipiélago de Los Roques es el parque marino más grande del Mar Caribe. Está ubicado a 176 Km al norte de Caracas, Venezuela, y posee una extensión de 221.120 hectáreas entre áreas marítimas y terrestres.

20130913_062353

Los Roques desde lo alto

Cómo llegar al Parque Nacional Archipiélago de Los Roques

Al Parque se puede entrar por vía aérea o marítima. La entrada por mar está destinada únicamente a un 5% de la población que visita el archipiélago, pues sólo es posible a través de una embarcación privada o a través de paquetes turísticos muy exclusivos que ofrecen el viaje en velero o yate a precios también muy “exclusivos”.  Los precios pueden oscilar entre 500 ó 600 USD por persona al día.

Por ello, nos decantamos sin pensarlo dos veces, por la opción convencional:  avioneta desde el aeropuerto de Maiquetía. En las dos oportunidades que he ido a Los Roques lo he hecho ida y vuelta el mismo día, o lo que es lo mismo en full day, y en ambas he viajado con Aerotuy. La primera vez fui por mi cuenta con unos compis del trabajo, hace ya….. mucho tiempo, cuando un full day salía en 40 Bs (no fuertes) por persona. Algo así como 50 céntimos de Euro hoy en día. Y no, no fue hace 50 años, fue hace tan sólo unos 15. Y la segunda, el año pasado, a través de la agencia Devitours, que hemos mencionado en nuestra entrada anterior. El servicio fue excelente, las personas de la agencia se encargaron de toda la logística del viaje: desde tener una persona que nos recibiera en el Aeropuerto de Maiquetía hasta tener a otra que nos esperara en Gran Roque, que es donde reside la mayor parte de la población y donde están casi la totalidad de los servicios del archipiélago. El paquete incluía: paseo en lancha hasta Madrisquí (cayo muy cercano al Gran Roque), sombrilla y sillas, almuerzo caliente y bebidas varias. Nos dejaron en la mañana y nos recogieron al final de la tarde.

20130913_155337

Si por el contrario te parece que un día no es un suficiente para saciar tus ganas de disfrutar de este maravilloso lugar, el abanico de posibilidades es bastante amplio: puedes pasar de alojarte en una acogedora posada con vistas al mar, a dormir mecido por el vaivén de las olas a bordo de un velero.  Todo dependerá de tus gustos y por supuesto, de tu bolsillo.

Qué hacer en Los Roques

Nosotros veníamos súper cansados porque recién habíamos llegado del Salto Ángel el día anterior, así que gran parte del tiempo lo dedicamos a descansar. Sin embargo, si quieres saber qué más se puede hacer, además de estar echado bajo la sombrilla disfrutando del  dolce far niente, aquí te dejamos una lista de las actividades que puedes llevar a cabo.

SONY DSC

1. Puedes contratar una lancha que te lleve a conocer varios de los cayos que forman el archipiélago. Puedes incluso bajarte de la embarcación y  sumergirte en las cálidas aguas del Caribe por un rato y volver para seguir recorriendo el parque. Los más visitados suelen ser Madrisquí y Francisquí, por ser los más cercanos al Gran Roque; pero hay otros cayos que en la actualidad son un referente obligado para los visitantes por su extraordinaria belleza. Entre ellos: Cayo de Agua, Cayo Crasquí, Cayo Fabián, Cayo Viejo, Isla de Carenero, entre otros.20130913_075350

2. Si vas en catamarán, la diversión está 100% asegurada. Música, baile y entretenimiento, arropados por un paisaje inmejorable, serán una constante. Podrás desembarcar en alguno de los  cayos donde pasarás el día y podrás bucear con el equipo proporcionado por la empresa del catamarán.

3. Bucear y aventurarte a descubrir la riqueza de la fauna marina del lugar. Estar en contacto con uno de los arrecifes de coral mejor preservados del mundo, donde puedes encontrar hasta cuatro especies de tortuga y un sinfín de variedades de peces, moluscos, crustáceos y nada más y nada menos que 61 especies de coral, es sin duda una experiencia inigualable que no puedes dejar pasar. Para ello, puedes llevar tu equipo de buceo o puedes inscribirte en alguno de los cursos que ofrecen las diferentes empresas del lugar.

20130913_080933

4. De igual forma, si te animas, también puedes participar en actividades de kayak, velerismo y esquí acuático.

5. Si lo tuyo es disfrutar de los vientos alisios de la zona, puedes practicar surf, kitesurf y windsurf. Las empresas encargadas de estas actividades también las puedes contactar en el Gran Roque o directamente a traves de la agencia de viajes de tu elección.

20130913_071217

6. Puedes informarte in situ sobre el programa Adopta una tortuga puesto en marcha por la  FUNDACIÓN CIENTIFICA LOS ROQUES (FCLR). El programa tiene como finalidad conservar al máximo las especies en extinción como las tortugas marinas. Éste consiste en aumentar su supervivencia brindado el máximo de cuidados a las apenas nacidas crías hasta que estén listas para ser liberadas. El programa consta de una pequeña contribución monetaria anual que te convierte en padrino de una tortuga junto a otros beneficios enumerados en su página web. Vale decir, que no es necesario ir a Los Roques para unirse a esta estupenda iniciativa, pero ya que estamos, ¿por qué no informarnos y ver en primera persona las actividades que desarrolla la fundación?

7. Si tanta tranquilidad te abruma y necesitas hacer un poco de vida social nocturna a orillas del mar en una atmósera totalmente caribeña, existen también algunas opciones como:  sentarte en un bonito café a disfrutar de un delicioso mojito; visitar un  lounge bar y ordenar un no tan caribeño sushi o decantarte por la opción más tropical de dejarte llevar por los “ritmos calientes” en una pista de baile  y sacar el alma latina que de seguro llevas dentro y si no, invéntatela y disfruta al máximo del momento.

20130913_122933

8. Por último, volviendo a mi insinuación inicial sobre el privilegio de poder degustar una fresquísima langosta a un precio más que conveniente,  me gustaría señalar que la época apropiada se extiende desde mediados de noviembre hasta finales de abril.  El resto del año su pesca está prohibida pues es el período en el cual ésta se reproduce. Una buena ocasión de viaje sería, de hecho,  el 15 de noviembre, cuando se suele celebrar el Festival de la Langosta como motivo de la apertura del período de pesca. Este festival consiste en un concurso gastronómico que realizan las diferentes posadas y en la que la protagonista indiscutible es la langosta.

Como sugerencia casi obligatoria, debo recalcar la importancia del uso permanente de un protector solar con un SPF alto, así como gorras y sombreros que nos puedan proteger el rostro y de ser posible, mantenernos bajo la sombra durante el tiempo que vayamos a transcurrir en la playa. El reflejo de los rayos del sol sobre la arena blanca además de  producir efectos nocivos sobre nuestra piel pueden hacer de nuestra estadía un suplicio por los efectos de las quemaduras del sol.

20130913_133512

Con todos los tips y recomendaciones en mano, sólo nos queda organizar nuestro tiempo y presupuesto para poder desconectar y disfrutar de unas más que merecidas vacaciones en este Paraíso de Aguas Cristalinas

20130913_075908

+

Viaje a Canaima: El Salto Ángel.

Hemos decidido empezar nuestra experiencia bloguera con uno de los lugares más impresionantes del mundo, situado en la formación geológica más antigua del planeta y con el récord de caída de agua más alta de la tierra: el majestuoso Kerepakupai Vená, mejor conocido como Salto Ángel, ubicado en el Parque Nacional Canaima, al sur de Venezuela, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Salto Angel

Este impresionante antojo divino, posado en medio de un paisaje único, rodeado de guardianes que no inspiran menos que respeto: los tepuyes, destaca por lo imponente de su presencia, el rugir del agua que cae incesante llena de fuerza, pero sobre todo, lo más fascinante, es la energía que emana. Una sensación tan intensa que puede hacerte hasta llorar. No es únicamente el esplendor del paisaje lo que se aprecia en la visita al Salto Ángel, es el contacto con un lugar que sobrepasa las barreras de lo físico y te transporta a un estado de éxtasis total. La experiencia resulta inefable para quien la narra y no completamente entendible para quien la lee. Para ello, no hay nada mejor que aventurarse a encontrarse frente a frente con este gigante de la naturaleza y dejarse llevar por todo lo que este entorno salvaje ofrece.

20130911_152231

Cómo Llegar al Parque Nacional Canaima

Para llegar a Canaima, sugeriría tres opciones: la primera, si tenemos algún conocido en Venezuela, contactar a una empresa nacional que se encargue de toda la logística del viaje desde que llegamos al aeropuerto: traslados internos y monitoreo de que todas las actividades ofrecidas se cumplan a cabalidad. En nuestro caso, tuvimos la suerte de estar en manos de una empresa que se esforzó al máximo para que nuestra estadía ahí transcurriese sin ningún tipo de eventualidades, la compañía se llama Excursiones Salto Ángel. La segunda, es contactar directamente con la posada donde te vas a hospedar. Algunas de ellas también ofrecen traslados internos y paquetes de expediciones variadas. En nuestro caso, la posada donde nos alojamos resultó una formidable sorpresa,  Posada Tapuy Lodge. El personal del hotel es en su totalidad pemón (comunidad indígena de la zona) que con una altísima vocación de servicio brinda al huésped una atención cinco estrellas. Y la tercera, hacerlo directamente desde una agencia de viajes, en caso de querer viajar sobre seguro. En este caso, recomendamos la agencia  Devitours, caracterizados por la atención personalizada a sus clientes, máxima responsabilidad y precios muy competitivos (con ellos tuvimos la suerte de realizar otra excursión).

Venezuela suele ser un país un poco complicado y para disminuir el porcentaje de riesgos si no se tiene ningún conocido en el sitio, ésta seguramente será la opción más conveniente.

20130910_065453

Réplica de la avioneta de Jimmie Angel. Aeropuerto de Ciudad Bolívar

Itinerario Turístico en Canaima

Los itinerarios suelen ser bastante parecidos entre los diferentes tour operators. Nosotros seleccionamos un paquete de tres días y dos noches con todo incluido.

Día 1.  Llegamos al aeropuerto de Ciudad Bolívar desde Caracas, a primera hora de la mañana. Una vez en Ciudad Bolívar, nos recibió Rodman, de Excursiones Salto Ángel  quien se encargó de toda la logística del vuelo y de alojamiento de Canaima. Nos acompañó hasta que subimos a la avioneta que nos conduciría al Parque Nacional. En la pista de aterrizaje, nos esperaban los que serían nuestros guías durante nuestra estancia y nos condujeron hasta la posada. Ahí y con un magnífico zumo de maracuyá en mano, nos ofrecieron una cálida bienvenida.

20130910_075829

20130910_093522

Dejamos nuestro equipaje en la habitación, comimos y empezamos nuestra excursión a El Salto del Sapo. Partimos en curiara (embarcación de madera, ligera y larga) desde la Laguna de Canaima, ubicada a escasos 20 metros de la fachada de nuestra posada. El paseo tiene una duración aproximada de 10 min y en el transcurso se pueden ver desde muy cerca los saltos: Hacha, Wadaima, Golondrina y Ucaima, con una caida de 40 metros de alto y unos 100 metros de largo. Impresionantes todos en época de lluvia por su enorme caudal.  Una vez llegados a El Sapo, tuvimos la oportunidad de atravesarlo. La sensación es indescriptible, la fuerza y el estruendo del agua son abrumadores a la vez que excitantes. Seguimos caminando un poco más, hasta que pudimos darnos un delicioso baño en unas piscinas naturales formadas por la caida del salto, para después continuar la travesía  hasta la parte más alta del mismo y poder disfrutar  de la mejor panorámica de la Laguna de Canaima.

20130910_093716

Laguna de Canaima

Día 2. Excursión a El Salto Ángel. Partimos en curiara a las 8.30 am hacia el Auyantepui, en lengua pemón: montaña del diablo. El paseo tuvo una duración de tres horas y en el camino, tuvimos la oportunidad de apreciar los ríos Carrao y Churum, las islas de Mayupa y Orquídea, el cañón del diablo e isla ratón. Un espectáculo de paisaje sin duda alguna…

20130911_111811

Cuando crees que todo lo que has visto hasta el momento es inmejorable, comienza la mejor parte de la travesía. Subes andando durante dos horas por un camino boscoso hasta llegar al punto más cercano al Salto Ángel (al menos desde este punto del Auyantepui) para quedarte luego pasmado admirando esta estampa sobrecogedora. En este momento no sabes si reír o llorar. Por fin estás ahí, frente a este gigante que parece mirarte desde lo alto con una presencia imponente que sin duda alguna infunde mucho respeto y frente a la cual no puedes hacer más que caer rendido. Es un momento mágico. Después de nuestra hora contemplativa delante del Kerepakupai Vená, volvimos al punto donde nos dejó la curiara para cruzar al otro extremo de la orilla y prepararnos para disfrutar de otra experiencia maravillosa: noche en hamaca justo en frente del salto. Sin duda alguna, un privilegio alucinante. Una noche en la intemperie en contacto directo con una naturaleza salvaje y virgen, bajo un cielo estrelladísimo, arrullado por el sonido del salto al caer. ¿Se puede pedir más en la vida? Simplemente, perfecto.

20130911_144805

Salto Ángel

Quisiera agregar que un factor fundamental para que nuestra experiencia fuese tan especial fue la compañía de los pemones, cuidadores por excelencia del Parque Nacional Canaima. Esta comunidad se caracteriza por su gentileza y amabilidad, así como por su prudencia y discreción. Son capaces de hacer la velada encantadora con la elocuencia de sus relatos llenos de misticismo sobre los enigmas de Canaima. Sin embargo, te das cuenta de que es mucho más lo que se guardan que lo que te cuentan. Normalmente, imaginamos que por estar viviendo en un sitio tan alejado de la “civilización” podrían ser menos espabilados cuando en realidad es todo lo contrario. En definitiva, un pueblo con el que merece mucho la pena mantener una interacción social; tu espíritu inquieto de conocimiento en cultura y folclore local te lo agradecerá.

20130912_051412

Salto Angel desde el Mirador Laime

20130912_061726

Vista del Salto Ángel desde el campamento

Día 3. Regreso a la posada y a la Capital. Luego de tomar un delicioso desayuno hecho por los mismo pemones, nos dirigimos cuesta abajo en curiara hasta la posada. Esta vez el viaje duró sólo dos horas. Tuvimos tiempo de ducharnos, comer y finalmente aventurarnos a sobrevolar el Salto Ángel y los tepuyes cercanos, en una avioneta con capacidad para cinco personas. Estos sobrevuelos, pueden ser muy diferentes entre sí pues dependen directamente del piloto que te toque. Algunos deciden acercarse más al Salto, otros deciden hacer piruetas en torno a él. En nuestro caso, fue bastante normal, me refiero a la ejecución del piloto, por supuesto. Sin embargo, ver los tepuyes desde arriba y las diferentes caídas de agua de la zona, hicieron que nuestra elección valiera la pena sin lugar a dudas.

Atrerrizamos con esa misma avioneta en Ciudad Bolívar para tomar después el avión que nos llevaría a Maiquetía, donde se encuentra el principal aeropuerto del país.

SONY DSC

Vista de los tepuyes desde lo alto

Esperamos que esta aventura pueda servir como inspiración para aquellos viajeros que van en busca de rincones excepcionales en el mundo, aquellos para quienes viajar es más que llegar a un sitio, tomarse la foto y colgarla en las redes sociales. El Salto Ángel es sólo para aquellos que tienen el deseo de fusionarse con la naturaleza en estado puro, para aquellos que desean ser seducidos por un paraje espectacular que derrocha energía por doquier y sobre todo, para aquellos que son capaces de disfrutarlo y dejarlo igual o mejor que como lo encontraron.