+

Diez imprescindibles para hacer en Oporto en tres días

Oporto es la segunda ciudad portuguesa que visito y si ya en Lisboa respiré esa saudade de algo que no se sabe exactamente qué es, en Oporto esta saudade ha sido aún más intensa. Quizás por el menoscabo de sus fachadas, quizás por los surcos en el rostro de la mayor parte de sus habitantes o quizás por tantos días nublados y lluviosos que cubren la ciudad al ritmo melancólico del fado. Lo cierto es que, lejos de sentirme triste, ese ambiente nostálgico y “decadente” despertó una profunda fascinación en mí y en la mayoría de las personas que la visitan.

IMG_20150113_125622

Oporto tiene un encanto especial que no deja indiferente a nadie. Su gente destaca por su carácter afable. Harán lo posible por hacerte sentir bien sin exagerar en los gestos, suelen ser bastante discretos. El olor a pan y a pasteles recién horneados fluye por las calles. La comida, ay la comida… una mezcla de sabores que hacen de lo corriente algo extraordinario y a un precio muy asequible. Y esa ribera, con esas fachadas de colores y ese puente… evocan un tiempo pasado que pareciera haberse quedado atrapado ahí, a la orilla del Duero.

En Oporto no hay necesidad de correr a ninguna parte. Todo está muy cerca y puedes moverte andando de un lado a otro sin prisa alguna. Lo único que te sugiero es que revises los horarios de visita de algunos sitios de interés para que puedas hacer más provechoso tu paseo.

A continuación, te dejo una lista de 10 actividades que no puedes obviar en una visita de dos o tres días.

1. Subir a la Torre dos Clérigos desde donde tendrás una panorámica de 360º de la ciudad. Sus más de 240 escalones habrán valido la pena una vez que estés en la cima de la torre y puedas contemplar Oporto desde todos sus ángulos. Mide 76 metros y se dice que es la torre más alta de Portugal. El valor de la entrada 3€.

SONY DSC

2. Visitar la Librería Lello e Irmao, una de las librerías más bellas de Europa. Hay quienes afirman que aquí se han rodado escenas de alguna de las sagas de Harry Potter y hay quienes sostienen que sólo ha servido de inspiración para J.K. Rowling quien estuvo viviendo un tiempo en Oporto… Lo que sí es completamente cierto es que es una librería espectacular como nunca he visto una antes. Está muy cerquita de la Torre dos Clérigos. Sólo se permite hacer fotos de 9 a 10 am.

IMG_20150115_101243

3. Sentarte en alguno de los restaurantes que están frente a la ribera, disfrutar de la vista, de la música (siempre que no llueva habrá algún cantante callejero dispuesto a hacer tu velada más agradable), tomar un plato de bacalao con una caña o un porto con una rica tarta de naranja (la del Peza Arroz está de muerte). Da igual pasar por guiri, hay veces que los tópicos también son necesarios.

SONY DSC

4. Visitar alguna bodega de Vila Nova de Gaia. Justo enfrente de los restaurantes (en la otra orilla de la ribera) encontrarás una calle llena de bodegas que visitar. No es necesario que seas un experto en vinos. Si escoges la visita básica te ofrecerán una visita guiada en la que te explican el proceso de fermentación, las categorías del vino, etc. Al final, degustarás dos tipos de vino. Valor 6 €.

IMG_20150115_114500

5. Probar la mítica Francesinha: un sandwich convertido en una auténtica bomba calórica, relleno de diferentes tipos de embutidos, carne y cubierto con queso fundido. No ha sido de lo mejor que he probado en la vida, sobre todo por la contundente de la mezcla, pero no ha estado nada mal tampoco. ¿Lo mejor que puedes hacer? probarla y sacar tus propias conclusiones. No te preocupes por dónde comerla pues la ofrecen  en la mayoría de puestos de comida de la ciudad. Valor aprox. 7 €

IMG_20150113_180111

6. Recorrer la Rua Santa Caterina: está llena de comercios donde puedes encontrar calzado y textiles a precios muchos más bajos que en España, particularmente en las tiendas que no pertenecen a cadenas internacionales. Una vez en esta calle, aprovecha y visita el Café Majestic: punto de encuentro para representantes de la vida artística y cultural de principios del siglo XX.  Fue declarado en 2011 el sexto café más bonito del mundo. También muy cerquita de la Rua Santa Caterina se encuentra el Mercado de Bolhão, vestigio de una época esplendorosa de la que tan sólo quedan unos cuantos puestos llenos de frutas, flores y pescado desplegados en las dos plantas que conforman la enorme estructura. Una vez más ese carácter decadente le otorga un cierto aire fascinante al lugar.

SONY DSC

IMG_20150115_151526

SONY DSC

7. Visita la Catedral y su magnífico claustro. La Catedral data de los siglo XII/XIII. En ella confluyen los estilos barrocos y románico. Su retablo, así como el de las mayorías iglesias de Oporto, derrocha un estilo muy barroco cargado de elementos de oro. Lo que más me gustó de la visita a la Catedral fue poder entrar al claustro. Sus paredes recubiertas de azulejos que representan diferentes escenas de la vida religiosa son de una belleza extraordinaria. A través del claustro se puede acceder al Tesoro de la Catedral. Valor de la entrada al claustro: 3 €.

IMG_20150113_150324

IMG_20150113_154247

8. Paseo en barco por el Duero a través del cual puedes tener otra perspectiva de la ciudad. El paseo dura 50 min y recorre seis de los puentes que atraviesan el Duero. Si tienes la posibilidad de ir antes del atardecer  sería aún mejor. Precio 12,50 €.

IMG_20150114_180956

9. Visitar la estación San Bento.  Esta estación fue construida a partir de las ruinas del Convento de San Bento del Ave María en el siglo IX lo que hace su fachada tengo un valor y una belleza especial. Sin embargo, lo que la hace aún más hermosa, son los 20.000 azulejos que se encuentran en el hall y que retratan parte de la historia de Portugal. Si tienes tiempo ( y en tres días seguro que lo tendrás) puedes coger un tren con destino a Braga o Aveiro. Ambos a una hora de trayecto de Oporto.

IMG_20150113_145027  IMG_20150113_145114

10. Caminar a lo largo de la ribera por el lado de Gaia hasta llegar al final, al mar abierto, y contemplar el atardecer en el Atlántico. Todo un espectáculo digno de ser contemplado.

IMG_20150114_181200

Hotel recomendado: Oporthouse. Excelente ubicación, a tan sólo 1 min andando de la Torre Dos Clérigos y la Librería Lelli e Irmao. A 5 min de la estación San Bento. Precio por noche en habitación doble: 25 €

Precio del boleto aéreo con Ryanair: 20 € ida y vuelta.

SONY DSC

SONY DSC

+

En MadrEAT se habla venezolano

Atrás quedó el tiempo en que los venezolanos teníamos que explicar una y otra vez qué era una arepa, cómo se comía y con qué. Ahora los españoles (y no tan españoles) acuden masivamente a degustar nuestro tesoro gastronómico más preciado apenas ven la oportunidad. Ya no sólo van a los restaurantes venezolanos que se encuentran distribuidos por todo Madrid sino que hacen largas colas hasta poder ser atendidos y pedir una reina pepiada o una pelúa en eventos  de comida callejera como el que tiene lugar este fin de semana en  Azca.

20150117_154146

Afortunadamente, contamos con unos excelentes embajadores de nuestra cocina en Madrid. Ellos son Leo e Iva quienes, junto a su entrañable equipo, hacen que estar lejos de casa sea más llevadero. No sólo porque nos preparan las cositas ricas que comíamos cuando estábamos en Venezuela sino que te las sirven con tanto cariño que por un momento te transportas a  la casa de tu tía más querida o a la casa del pana que tenía la mamá que cocinaba súper rico y te hacía comértelo todo. Así son ellos, así es el Restaurante La Cuchara.

20150117_150528

Ellos son también los que por segunda vez en menos de un mes llevan nuestra comida a las calles y nos hacen caer en la tentación de comernos una reina, con unos tequeños y una malta. Ya sabes, súper light todo.

20150117_150548

Si no has ido aún, no te lo puedes perder mañana. Además de este stand, también podrás disfrutar de múltiples variedades de comida callejera como: crepes, kebab, quesos, perritos, tapas, etc.
Sigue leyendo “En MadrEAT se habla venezolano”

+

Capadocia, mucho más que globos aerostáticos

La primera imagen que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en Capadocia es la de los globos de colores revoloteando el valle. De hecho, si buscamos Capadocia en google images, lo primero que aparece es justamente esta misma estampa de globos, así que es “normal” que sea eso lo que se nos venga a la mente. Y sí, efectivamente ésta es una experiencia estupenda, pero dejar de lado el resto de lugares impresionantes que tiene esta zona para ofrecer sería pecar de inocentes e incluso, de superficiales, pues nos estaríamos perdiendo lo mejor de la Anatolia central.

Debo confesar que lo que motivó nuestro viaje a esta zona fue justamente el deseo de experimentar el vuelo en globos de aire caliente por lo que no pensábamos quedarnos más de dos días. Sin embargo, a medida que íbamos leyendo e investigando sobre qué hacer en Capadocia, nos dimos cuenta de que era una región digna de ser explorada con un poco más de detalle, así que al final decidimos quedarnos cuatro días. Aunque siempre es poco tiempo cuando se trata de Turquía debo decir que en este período da tiempo a conocer lo más destacado del lugar.

A la hora de decidir dónde alojarte debes tener claro qué es lo que quieres conocer y de cuánto tiempo  dispones. De todas formas, por un tema de servicios y accesibilidad, yo te sugeriría Göreme. Desde aquí podrás realizar la mayoría de las excursiones y podrás disfrutar de un paisaje extraordinario.

red valley nos

Cómo llegar a Göreme desde Estambul

Como nuestro viaje lo iniciamos en Estambul decidimos trasladarnos a Capadocia en avión. Salimos desde el aeropuerto Sabiha Gokçen y llegamos al aeropuerto de Kayseri a 70 km de Göreme. Viajamos por tan sólo 19€ con la aerolínea low cost Pegasus (nuestra aliada predilecta en el resto de vuelos dentro de Turquía). Desde el aeropuerto tomamos un vehículo que habíamos alquilado previamente por Internet y  nos dirigimos hasta Göreme. Si te decides por esta opción , debes mentalizarte e ir llenándote de muuucha paciencia.  Si escoges una compañía de alquiler low cost deberás saber que, como en otros tantos sitios, la oficina no está dentro del aeropuerto sino fuera. De hecho ni siquiera había oficina, ahora que lo pienso. Sólo había una persona esperándonos con un cartel con nuestros nombres y una vez hechas las presentaciones respectivas, tuvimos que esperar más de una hora porque la persona encargada tenía que entregar otros coches. Parecía que no había un orden establecido al respecto y el tiempo no parecía ser tampoco un problema. Así que no dejes que la impaciencia te opaque el paseo y simplemente vete preparando porque posiblemente encontrarás más de un caso como éste.

Una vez con todos los papeles del alquiler firmados, finalmente emprendimos nuestra ruta a Göreme. La carretera estaba en buenas condiciones y siguiendo los carteles que indicaban la ruta hacia Nevşehir pudimos llegar a Göreme una hora y media después. Eso sí, cuando ya veas que has superado los 50 Km de trayecto tienes que estar muy atento a la señalización porque precisamente el cartel de Göreme no se ve bien y menos de noche.

Otras opciones para llegar a Capadocia desde Estambul son: en avión al aeropuerto de Nevşehir mucho más cercano a Göreme que el de Kayseri  (sólo que en este aeropuerto únicamente opera Turkish Airlines por lo que muy probablemente el vuelo te resultará más costoso) y en autobús, con una duración estimada entre diez y doce horas y un precio que ronda los 25-30 €. ¿Ventajas? que si viajas de noche te podrías ahorrar también la noche de alojamiento y el autobús te dejaría directamente en Göreme.

Dónde alojarse en Göreme

La oferta hotelera en Göreme es numerosa y variada. Aquí podrás encontrar habitaciones que van desde los 15 hasta los 150 € apróx. Que no sea por precio que te quedes sin visitarlo!!! En caso de que vayas en temporada alta y esté todo completo, no dejes de mirar los hoteles que se encuentran en las localidades de Ushisar y Urgüp, están muy cerca de Göreme y tienen mucho encanto también.

La mayoría de los establecimientos buscan emular cuevas dentro de las chimeneas de hadas. La decoración suele ser muy ornamental, con alfombras y elementos típicos de la cultura turca. Y la atención de los hoteleros se caracteriza por ser esmerada y muy cortés. Ni que decir sobre la gastronomía… Podrás comer a cuerpo de rey y a unos precios más que convenientes.

Nosotros elegimos alojarnos en Maççan Cave ubicado en lo alto del pueblo, con lo que disponíamos además, de unas panorámicas de ensueño. Y para hacerlo aún más idílico, aprovechando que celebrábamos una ocasión especial, nos decantamos por la suite del hotel. Ahí sí que no queríamos volver más a nuestro pisito de Madrid…

comida 1 Qué hacer en Capadocia

Los tour operators de la zona suelen ofrecer el mismo tipo de actividades: red tour, green tour, paseo a caballo, ruta en quad, danza de derviches y vuelo en globo aerostático. Estas actividades suelen ser concertadas a través del hotel. Ellos mismos se encargan se hacer la gestión mientras tú sólo te sientas a esperar a que pasen a recogerte. En nuestro caso, aprovechando que habíamos alquilado el coche decidimos hacerlo por nuestra cuenta. Y debo decir que sí, que es una gran ventaja no estar supeditado a horarios e itinerarios en un sitio en el que sólo te apetece que se detenga el tiempo.

tour capadocia

Red tour: incluye visita al museo al aire libre de Göreme, el pueblo de ÇavuşinPaşabağ y el atardecer en Ürgup. Normalmente este tour suele costar unas 100 LT. Incluye comidas, entradas al museo y guía en inglés. A nosotros nos costó sólo la fracción correspondiente a la Museum Pass Capadoccia (cuyo valor total fue de 45 LT y nos permitió el acceso a otros recintos ahorrándonos la cola y dinero) y el gasto en combustible que es mínimo porque las distancias en este tramo son bastante cortas. Aparte de la ventaja, como he mencionado antes, de movernos a nuestro aire.

* Museo al aire libre de Göreme: es un complejo monástico formado por numerosos recintos religiosos dentro de los cuales se encuentran preciosos frescos que, debido a la oscuridad de las cuevas, se han conservado muy bien en el tiempo. Este museo se conoce también con el nombre de Parque Nacional de Göreme y fue uno de los primeros sitios de Turquía en ser declarado como Patrimonio de la Unesco. Costo de la entrada sin la Museum Pass: 15 LT.

DSC_0976

Çavuşin: es un pueblo ubicado entre Göreme y Avanos que mantiene la arquitectura típica de esta zona de la Anatolia: antiguas casas cuevas. Los puntos de interés más destacados son la Iglesia de San Juan que se encuentra en la parte alta del pueblo y la Iglesia Nicephorus Phocas ubicada en la parte baja. La Iglesia de San Juan es considerada como una de las más antiguas y grandes Iglesias-cuevas de la región, data del siglo V d.C. Por su parte la Iglesia de Phocas  fue fundada por este mismo General bizantino en el año 960 d.C. Si tienes la posibilidad de subir la colina, hazlo. Hay un caminito estrecho que te llevará a la cima. Desde ahí podrás divisar las magníficas vistas del valle. Definitivamente vale la pena.

* Paşabağ: por falta de conocimiento, no tuvimos la suerte de parar en Paşabağ. Sin embargo, he encontrado algunos datos que podrían ser de interés si deseas parar en un lugar donde las chimeneas de hadas poseen una estructura única con forma de hongos. Como no puedo narrar desde mi experiencia, he decidido dejar el relato de otro blogger que ilustra con detalle su excursión por esta zona. Por lo que leí, merece la pena parar en este sitio

* Urgüp: hasta hace muy poco Urgüp solía ser el destino predilecto de los visitantes de la Capadocia, sin embargo, en los últimos años se ha visto desplazada por Göreme. Urgüp cuenta con un casco histórico bonito y bien dotado de servicios. En lo alto del pueblo sobresale una roca que hace las veces de mirador donde puedes contemplar la estampa del pueblo y de sus alrededores mientras disfrutas de un té en el bar que se encuentra en la misma cima.

IMG_20141023_171016

Ya en Göreme puedes elegir el medio a través del cual quieres descubrir el Red Valley. Nosotros elegimos hacerlo a caballo. Y, aunque confieso que no fue una aventura excepcional, debo decir que  nos permitió disfrutar de los bellos colores que adornan el valle en compañía de un guía y de una forma un poco especial.  Creo que no repetiría, la próxima vez preferiría tomarme mi tiempo para explorarlo y hacerlo a pie.

IMG_20141023_142509

Green tour: en este tour se visita  la zona suroeste de Capadocia. Normalmente se incluyen excursiones al valle de Ihlara, al Monasterio de Selime y a la ciudad subterráneas de Derinkuyu.  Nosotros incorporamos adicionalmente, la visita a la ciudad subterránea de Kaymakli y un antiguo caravansar.  El tour suele tener una duración de seis horas y un valor de 120 LT. Para nosotros, la fracción correspondiente de la museum pass y el coste del combustible. Las distancias en este recorrido son considerablemente mayores respecto al red tour: 75 Km desde Göreme al valle de Ihlara (siendo esta la distancia máxima). Luego como el recorrido que se hace es practicamente un cuadrado, las distancias hacia los otros sitios se va reduciendo.

Como hay tanto que ver en esta zona, decidimos dividir el recorrido en dos días y bien que nos valió la pena.

Empezamos por la visita a Agzikaraham, un caravansar del siglo XIII ubicado en la carretera que une Aksaray y Kaysery. No se si fue por la época en la que fuimos pero el aire que se respiraba era desolador y casi tétrico. Sólo apareció de pronto un hombre para cobrarnos la entrada (2 LT), nos dio un ticket y desapareció. Nos quedamos solos en ese sitio tan cargado de energía, con el viento soplando de fondo y un cielo muy gris. Entrar a la mezquita del caravansar fue algo espeluznante. Había un montón de palomas posadas en lo alto, muy cerca de la bóveda, que con nuestra llegada empezaron a revolotear. Fue toda una experiencia que, aunque con un poco de  repelús, volvería a repetir.

  IMG_20141025_112104

Seguimos hacia  Selime. Ubicado en una ladera al  final del valle de Ilhara, es un pequeño pueblo troglodita donde la civilizaciones cristianas han dejado su impronta. El impresionante monasterio construido en las excavaciones de la montaña compuesto por una catedral (la más grande excavada en roca del mundo), una iglesia, una ermita, una gran cocina con enormes chimeneas… todo hecho en dimensiones enormes,  hacen que te sientas muy pequeñito cuando estás ahí. La visita a este pueblo es un  “imprescindible” si vas a Capadocia.

De Selime también se dice que sirvió de escenario en una de las sagas de la Guerra de las Galaxias. Sin embargo, hay teorías que afirman que es una estrategia de los guías para generar más interés entre los visitantes.

DSC_1163

Un poco más adelante, encontramos finalmente el valle de Ilhara. Un impresionante cañón que se extiende por 14 Km con sus imponentes 100 metros de profundidad. Este valle es un sitio donde se respira paz, tranquilidad, naturaleza en su estado más puro. Es el lugar perfecto para perderse hasta que querer ser encontrado. Tiene varias entradas y el punto final coincide justamente con el monasterio de Selime. Se dice que  alrededor de 80 mil personas pudieron haber habitado este valle. De hecho, aún podemos encontrar un gran número de iglesias rupestres  en sus laderas.  Y para hacer aún más ideal esta visita, tienes la posibilidad de comer a orillas del rio Melendiz un delicioso Gözleme preparado al instante con un recién exprimido zumo de granada. Esta visita sí que no tiene desperdicio.

SONY DSC En nuestro segundo día por estas tierras nos adentramos, y nunca tan bien dicho, en las ciudades subterráneas de Derinkuyu y Kaymakli. La primera ha sido considerada, hasta hace muy poco que se ha hecho un nuevo hallazgo, la ciudad subterránea más profunda de Turquía. Sus once niveles  extendidos en 85 metros bajo tierra eran aptos para albergar hasta 22 mil personas con todos los bienes que pudieran necesitar: vinos, aceites, establos, iglesias, bodegas, almacenes, etc. La visita puede resultar algo agobiante si te desagradan los espacios tan cerrados, pero considero que vale mucho la pena pues no todos los días se tiene la posibilidad de visitar un sitio con estas características.  En el caso de Kaymakli, también fue diseñada para guarecer a los habitantes del pueblo en épocas de invasiones. Consta de nueve niveles de los cuales sólo cuatro de ellos están abiertos al público. Como no es tan turística como Derinkuyu encontrarás mucha menos gente y un mayor número de guías disponibles para acompañarte durante la visita. Casi  ninguno es guía oficial, así que podrás regatear el precio hasta más de la mitad de lo que te pidan. Ten cuidado porque suelen pedir hasta 50 €, así que no te cortes y pide descuento. Nosotros al final pagamos 10 € pero la calidad de las explicaciones del guía era bastante justita. De todas formas nos fue de gran utilidad porque nos permitió conocer y entender cómo vivían tantas personas escondidas  y durante tanto tiempo hasta en 2 Km bajo tierra.

DSC_0845

Ya de vuelta a Göreme, hicimos nuestra última parada en Uçhisar. Un precioso pueblito donde también predominan las chimeneas de hadas y donde despunta el Kale también conocido como Castillo de Uçhisar. Desde lo alto se puede disfrutar de unas magníficas vistas del pueblo y hasta de Göreme que tan sólo se encuentra a 4 Km.

DSC_0901

Y si después de todo este viaje maravilloso sigues pensando en ir a Capadocia sólo por los globos debo decirte que únicamente hemos podido montarnos en uno después de cuatro días. La salida de estos depende exclusivamente de las condiciones meteorológicas y durante tres días seguidos su salida no fue autorizada. En consecuencia, la reserva que habíamos hecho la cancelaron y la noche antes de irnos tuvimos que recorrer una a una todas las agencias que ofrecían el vuelo; en ninguna había plazas porque se había acumulado la cantidad de personas que habían reservado los días anteriores. Sólo en una, cuando ya casi habíamos tirado la toalla, tuvimos la suerte de poder reservar. Aparentemente, había recién cancelado un grupo de siete personas que venía desde Estambul  que no pudo viajar justamente por el mal tiempo y nuestro viaje por la Capadocia tuvo un final súper feliz.

¿El precio? Unos 110€. La media suele estar entre 110 y 160 €. Suele depender de lo que te ofrezcan de desayuno. Debes estar atento cuando elijas porque también hay vuelos más baratos pero que no son operados por personal cualificado. En nuestro caso, el desayuno fue bastante modesto lo cual tampoco fue un problema ya que lo teníamos incluido en el hotel. Nuestro piloto resultó ser un excelente anfitrión además de brindarnos un vuelo seguro. Y disfrutamos también del típico espumante sin alcohol y del certificado al finalizar el vuelo.

La experiencia claro que vale la pena. Las vistas desde lo alto de las chimeneas de hadas al amanecer es un espectáculo que recordarás toda la vida. Pero no por eso puedes dejar de disfrutar todo lo que la Capadocia tiene para ofrecer. Es una tierra mágica, llena de historia y de sitios únicos. Visitar la Anatolia Central es un privilegio que no puedes limitar tan sólo al vuelo en globos. Ve, disfruta y piérdete en esos parajes extraordinarios.

Aquí te dejo un video elaborado por mi querido Antonio que de seguro te incitará aún más a pisar estas tierras lejanas…

+

Estambul: tesoro de dos continentes (tips y guía)

Con más de 1.500 Km2 y sus más de 14.000.000 de habitantes, Estambul parece “debatirse” constantemente en un mundo dual. Abrazada por dos continentes: Europa y Asia, la ciudad está bañada por el Mar Negro por el Norte y el Mar de Mármara por el Sur, conectados estos, a su vez, por el estrecho de Estambul, también conocido como Bósforo. Asimismo, encontramos que  Estambul es una ciudad en donde lo moderno y  lo antiguo conviven en armonía, sin el miedo de verse opacados  por el otro. Una ciudad en la que lo Oriental y lo Occidental han dejado su impronta, convirtiéndola así en una ciudad única, llena de historia, tradición y modernidad.

Para descubrir esta ciudad necesitaremos muchos días y muchos viajes.  Sin embargo, por algo hay que comenzar y nosotros nos hemos iniciado con unos cortos pero provechosos cuatro días. Así que te dejamos algunos datos que te podrían ser de utilidad si planeas viajar próximamente a Estambul .  Trataremos de avisarte sobre  las cosas que NO debes hacer y que nosotros hemos hecho. Con que le pase a dos incautos es suficiente, no?

Visado

Dependiendo del país de proveniencia, necesitarás visado o no. En el caso de viajar con pasaporte venezolano, por ejemplo, no es necesario tramitar ningún tipo de visado si se planea hacer una visita menor a 90 días. Sin embargo, si se viaja con pasaporte español será necesario hacer los trámites respectivos en la página web del Ministerio de Asuntos exteriores de Turquía. En todo caso, resulta conveniente verificar en esta misma web qué países están exentos de visa y cuáles no. En el caso de requerir visa, el procedimiento es muy sencillo. Basta con entrar en el site, introducir los datos personales que solicitan, hacer un pago mediante tarjeta de crédito o débito e imprimir  el visado que recibirás en tu correo electrónico. El visado tiene una duración de 180 días aunque tu permanencia, si es por turismo, no deberá ser mayor a 90. ES IMPRESCINDIBLE LLEVAR CONTIGO EL VISADO IMPRESO DURANTE TODA TU ESTADÍA EN TURQUÍA

Cómo trasladarse desde el aeropuerto

En Estambul existen dos aeropuertos internacionales: el Istambul Atatürk Airport ubicado en la parte europea y donde se registran el mayor número de entradas al país y el Istambul Sabiha Gökçen Airport, ubicado en la parte asiática y donde suelen operar las aerolíneas low cost.

Desde el aeropuerto Atatürk puedes llegar al centro de tres maneras diferentes: en metro, taxi o autobús. Nosotros, por querer empezar con el espíritu viajero a tope, decidimos decantarnos por la primera opción. Aunque llegamos a las 5 am, decidimos coger el metro hasta nuestro hotel ubicado en Taksim. Esperamos a que abriera a las 6 am y nos pusimos en marcha. Tuvimos que coger dos líneas de metro, las cuales no están conectadas entre sí y hubo que caminar un buen trecho.

Sin embargo, y como de los errores también se aprende, la vuelta la hicimos en un autobús que va directo desde Taksim, o más especificamente desde Habataş, hasta el aeropuerto por un valor de tan sólo 11 LT. Definitivamente, a nuestro modo de ver, la mejor opción. Más aún porque nuestro hotel se encontraba a escasos 5 min andando de la parada.

La otra alternativa es tomar un taxi. Seguramente, llegarás mucho más rápido y si te sientes un poco inseguro por ser tu primera vez en la ciudad, las 50 ó 60 LT que te pueda costar estarán más que compensadas.

Por su parte el Sabiha Gökçen, a 50 km del centro, ofrece otras tres posibilidades: taxi o traslados privados organizados por compañías de transporte, con un un valor que oscila entre las 100 y 160 LT. Autobuses públicos que, a pesar de ser la opción más económica, podrían hacerte perder mucho tiempo por las múltiples paradas que hace. La distancia entre este aeropuerto y el centro es larga y el tráfico es tremendo. Y por último, y una vez más presentada como la opción ganadora, el autobús que te deja directamente en Habataş por sólo 14 LT. Sin duda alguna, por precio y comodidad,  los autobuses de Habataş se conviertieron en nuestra mejor opción para viajar a ambos aeropuertos desde Taksim y viceversa.

IMG_20141031_164738

Dónde cambiar y cómo pagar

En todas las casas de cambio que visitamos y cabe decir que hay muchísimas, sobre todo en los sitios más turísticos,   nos dimos cuenta de que las que ofrecen mejor precio son las de los aeropuertos pues no cobran comisiones. Para octubre de 2014 el cambio oscilaba entre 2,70/2,90 por  euro dependiendo del sitio.

Asimismo, la cantidad de cajeros automáticos disponibles es inmumerable, así que no hay excusas para no pagar. La única pega es que depende de lo que extraigas te cobran una comisión. Por ejemplo, por sacar 120 LT te pueden cobrar una comisión de 6 liras.

Y por último, y muy aconsejable también, está la opción de pagar con tu tarjeta de débito o de crédito siempre que sea posible. De esta forma evitas el recargo por comisiones y sólo pagas por lo que has  consumido  en moneda local. Son muchos los establecimientos que ofrecen esta forma de pago: hoteles, restaurantes, taquillas… Sin embargo, siempre es mejor preguntar si aceptan o no tarjeta antes de comprar  y llevar un poco de efectivo encima tampoco está de más.

Vocabulario de cortesía

Son numerosos los sitios en los que la gente habla inglés, sobre todo aquellos donde sus comerciantes hacen lo que sea por vender. Ahí te pueden hablar en perfecto español, italiano, alemás o lo que haga falta con tal de asegurarse de poder captar tu atención para seguidamente ofrecerte sus productos. Si saben que eres español, no dudarán ni un instante de hablarte de fútbol. De El Madrid, de El Barça, de Cristiano, de Messi… Esto sí que ya no lo hacen sólo por vender. Su pasión por el fútbol no tiene límites y lo puedes palpar en cualquier sitio en Turquía.

Sin embargo, considero que siempre es aconsejable aprender algunas palabras básicas que puedan denotar  un poco de cortesía e interés por la cultura y la lengua del país que nos acoge. En este caso dejaré una pequeña lista de palabras que nos ayudarán a saludar, despedirnos, agradecer y disculparnos cuando corresponda. Los turcos aprecian mucho el gesto de que trates de expresarte en su propia lengua.

Hola: merhaba        Adiós: güle güle

Buenos días: günaydin    Buenas tardes: iyi akşamlar   Buenas noches: iyi geceler

Por favor: lütfen    Gracias: teşekkür ederim/ Sagol   De nada: rica ederim   Disculpe: bahane

Museum Pass

Si tu intención es pasar al menos tres días en Estambul y visitar algunos de sus sitios más emblemáticos, te recomiendo compra el Museum Pass. Ésta es una tarjeta que te permite visitar hasta doce de los museos presentes en la ciudad por un valor de 85 LT. Además del gran ahorro que te propociona la tarjeta, evitarás hacer las largas colas en la entrada de los museos pues con ella podrás entrar directamente, además de contar con un descuento del 10% en las tiendas BKG y otras actividades.  Lo cierto es que ya con sólo entrar en Ayasofya, el Palacio Topkapi, la Cisterna Basílica y  el Museo arqueológico, habrás amortizado bien la entrada. El único límite es que debe ser utilizada en las próximas 120 horas a partir de la primera entrada que hagas a alguno de los museos. La tarjeta la puedes obtener en cualquiera de estos hoteles, en la entrada de Santa Sofia, Topkapi o el Museo Arqueológico o via internet, pero en ese caso siempre tendrás que recurrir a alguna de las taquillas de los museos anteriores para que te proporcionen la tarjeta. Para más información sobre los sitios incluidos, puedes entrar en el siguiente link

MUSEUM PASS.Tomado de viajarsinbrujula.es

Alojamiento

La oferta de alojamientos en la ciudad es casi infinita. Si ya has decidido quedarte en la parte europea, deberás decidir entre dos opciones: la zona de Sultanahmet o Taksim. En la primera, estarás muy cerca de los principales sitios de interés: Santa Sofia, la Mezquita Azul, Süleymaniye, el Gran Bazar, la Cisterna Basílica… lo que es ya de por sí una gran ventaja. Pero si decides alojarte en Taksim, estarás cerca de una gran cantidad de hoteles y restaurantes. También se encuentra Istiklal Caddesi,: una larguísima calle comercial y peatonal  que también puedes recorrer con el tranvía nostálgico o taksim tünel.  Y sobre todo, no olvides que está Habataş de donde llegan y parten los autobuses al aeropuerto.

Nosotros nos alojamos en un apartamento ubicado a 10 min de la Plaza Taksim, muy cerquita del Hilton (el que al final se convirtió en nuestra referencia perfecta para saber llegar a nuestro hotel), su nombre : Holas Apartments. Los apartamentos, además de tener una buena ubicación, resultaron ser muy confortables y limpios y el staff que ahí  trabaja, muy servicial y amable.

¿Qué hacer en Estambul?

La verdad es que sería mucho más fácil responder la pregunta contraria, no obstante, trataré de enumerar algunas de las cosas que hicimos durante nuestros casi cuatro días en Estambul.  En primer lugar, convendría mentalizarse con respecto a la cantidad de gente que vive ahí. Imagina a 14.000.000 de personas tratando de encontrar su sitio en una sola ciudad. Al principio y hasta el final (al menos para nosotros) podría resultar agobiante la masa de personas que se mueve día y noche por sus calles. Resulta difícil no tropezarse, pero sin duda, habrá valido la pena.

Empezamos nuestro paseo en la plaza Taksim. Recorrimos los tres kilómetros de la Istiklal Caddesi andando. Esta avenida está llena de tiendas de marcas reconocidas, cafés donde deleitarse con un rico café turco y una baklava, galerías de arte, bibliotecas, chocolaterías, restaurantes y puestecitos de zumos de granada y pomelo que no te puedes perder. Si piensas que tres kilómetros son demasiados para ir caminando, tienes la opción de tomar un tren turístico que te hará el mismo recorrido y aunque va muy despacito, seguramente llegarás más rápido y descansado.

DSC_0252

Una vez recorrida la avenida Istiklal seguimos bajando y tropezamos con la torre Gálata, construida en 1348 y con una altura de casi 70 mts. De ahí se puede extraer una hermosísima panorámica del Cuerno de Oro y de las mezquitas que se encuentran del otro lado del puente. Nosotros, sin embargo, nos fuimos a un bar cercano ubicado en el ático de un edificio aledaño a la torre. Desde ahí, y con un delicioso té turco en mano, pudimos  disfrutar de esas mismas  vistas pero sentados y sin colas para subir.

IMG_20141021_093527

Atravesar el puente Gálata seguramente te tomará, al menos, una media hora larga. Está llena de anécdotas y de  personajes curiosos que te harán detenerte a observar, a sentir o, como poco, sacar tu cámara y retratar tu paso por el puente.

IMG_20141021_095557

Una vez en el otro extremo, nuestra primera parada fue en el Bazar de las Especias. Como en otros tantos sitios, los comerciantes buscarán captar tu atención a como dé lugar. Desde la cháchara en cualquier lengua hasta la espectacularidad en la presentación de sus productos. Desde ya te advierto que querrás arrasar con todo. Todo luce exquisito (y lo está) pero no te dejes llevar por la vista y por los encantadores de turistas. Tómate tu tiempo para entrar en el mercado, merodear en sus pasillos o incluso perderte en los negocios aledaños al mercado. Tómate tu tiempo también para regatear y no pagar la primera cifra que te ofrezcan.

IMG_20141021_100730

Y ahora sí que sí. Nos vamos a recorrer y a conocer todo lo que nos han contado de Estambul. Empezamos por el palacio Topkapi: centro administrativo del imperio otomano desde 1465 hasta mediados del siglo XIX. Paseamos por sus patios, sus enormes cocinas reales, por las salas de reliquias… Desde aquí, pudimos disfrutar de una vista maravillosa  del Bósforo. Recuerda que si llevas el museum pass, ya no tendrás que pagar por la entrada y ahorrarás tiempo al no tener que hacer fila para entrar.

IMG_20141020_165030

Otra parada obligada es la Cisterna Basílica. Construida en el siglo VI, es la cisterna más grande de las 60 que existen Estambul. Particularmente, lo disfruté mucho pues no había estado nunca en un sitio como éste. La iluminación de la que goza le atribuye un carácter misterioso y, cuando llegas al final y te topas con las grandes columnas soportadas por el rostro inverso de medusa, empiezas a ser consciente de que estás en una tierra diferente y de que tienes que permanecer con los ojos bien abiertos para no perder detalle.

DSC_0488

Mezquitas

Religioso o no, no puedes dejar de visitar alguna de las más de 3.000 mezquitas repartidas por toda la ciudad. Son el  orgullo de los turcos, no sólo por motivos religiosos sino por su espectacular belleza que no deja  indiferente a nadie. De día lucen como verdaderas centinelas, atentas a todo lo que ahí transcurre. Si por descuido dejaras de mirarlas, las cinco llamadas a la oración que se cuelan por los altavoces de sus minaretes, te harán percatarte de su presencia y no tendrás más remedio que girarte a contemplarlas.  De noche, brillan con especial encanto. La luz que las envuelve realza, si se puede, aún más su esplendor.

Eso sí, aunque no seas creyente y vayas de turismo, recuerda siempre mantener una actitud respetuosa y seguir las normas que se encuentran en la entrada de los templos.  Las mujeres deben cubrirse el cabello y hombres y mujeres deben llevar un atuendo que cubra sus hombros y piernas.  Así que a las chicas les recomiendo tener a mano un pañuelo para la cabeza y  otra tela tipo pareo para cubrirse las piernas en caso de ser necesario. Y a los hombres llevar pantalones no más cortos que bermudas y evitar camisetas sin mangas. También es necesario tener calcetines siempre consigo ya  que está prohibido entrar con zapatos.

Aunque nos habría encantado conocer más mezquitas, por falta de tiempo sólo pudimos entrar a cuatro. Seguramente, las cuatro más conocidas. Pero seguramente volveremos y visitaremos algunas muchas más.

Hagia Sofia: desde su creación en el año 360 ha ejercido como catedral católica bizantina, catedral católica de rito latino y mezquita, hasta que en 1931 fue secularizada y finalmente convertida en museo 1935. La entrada vale 30 LT y suele haber mucha cola para entrar. Afortunadamente, también es parte de los sitios donde puedes utilizar la Museum pass y ahorrarte así tiempo y dinero.

IMG_20141021_121819

 La Mezquita Azul o Mezquita de Sultán Ahmed: para mí, una de las más hermosas que visité en Turquía junto con la de Süleymaniye. El nombre de mezquita azul se debe a los 20 mil azulejos que adornan la cúpula y la parte superior. Tanto el interior como el exterior comparten una belleza deslumbrante. Es una de las pocas mezquitas que tiene seis minaretes. La entrada es gratuita como en el resto de mezquitas.

IMG_20141021_113423

IMG_20141021_115355

Mezquita de Süleymaniye: es la más mezquita más grande de Estambul. Su ubicación en lo alto de una de las colinas de la ciudad le otorgan una posición privilegiada. En el momento de su creación ostentó la arquitectura más vanguardista del momento. En la parte trasera del jardín se encuentran dos mausoleos con los restos del Sultan Suleiman I (quien ordenó la creación del templo), de su esposa, de su hija y otros miembros  de la familia.

DSC_0538

DSC_0547

Mezquita Nueva o Yeni Cami: si vienes bajando por el puente Galata, la primera mezquita que te encontrarás a la izquierda será ésta. Muy cerca del Bazar de las especias y justo frente al Cuerno de Oro. Se convertirá, de seguro, en una parada obligada.

DSC_0303

¿Qué más hacer en Estambul?

Este apartado seguramente sería interminable pues las opciones son infinitas en Estambul. Sin embargo, añadiré tres lugares a nuestra guía.

Gran Bazar: con sus 4.000 tiendas repartidas en 58 calles, ubicado en pleno centro de Estambul se yergue uno de los bazares más grandes del mundo. Aquí encontrarás un sinfin de productos de todos los tipos: alfombras, joyería, ropa, dulces típicos… Si deseas darte un descanso, no dudes en tomarte un té acompañado con baklavas en uno de los puestecitos dentro del mercado. No es de lo más barato. Seguramente en las tiendas de alrededor encontrarás muchos de los productos que ahí ofrecen a mejor precio, pero sí es un sitio que no deberías dejar de visitar. Ah y si decides comprar, no olvides regatear.

IMG_20141021_150649

Comer patatas rellenas en la noche a orillas del Bósforo: este sitio lo descubrimos gracias a mi amiga Sebnem que nos llevó a conocer los sitios que solía visitar cuando vivía en Estambul. En el barrio de Ortaköy encontrarás diversos puestos donde te ofrecen una gran patata rellena de lo que quieras mientras te sientas a contemplar la belleza del Bósforo. Su nombre en turco es kumpir y están buenísimas. Por tan sólo 13 Lt, no te las puedes perder. Para llegar ahí basta con coger un taxi.  El precio desde la plaza Taksim es de tan sólo 11  LT.

IMG_20141022_005735

Paseo en ferry por el Bósforo: en Estambul  éste es uno de los medios de transporte más utilizados para cruzar el Bósforo, tanto por sus propios habitantes como por turistas. Existen diferentes alternativas al momento de elegir qué tipo de ferry queremos. Dependerá sobre todo de la disponibilidad de tiempo que tengamos pues  el precio es bastante asequible. A continuación mencionaremos sólo tres de las diferentes opciones que existen.

1. Ferry tradicional: salen desde el puerto de Eminönü y en tan sólo 20 min estarás en la parte asiática, específicamente en Uskudar. Su precio es de 1,50 LT. Te recomiendo buscar el sitio “de las alfombras”. Es un lugar espectacular donde la gente se sienta en alfombras a admirar la vida en el Bósforo.

2. Crucero de 90 min: paseo por el Bósforo donde podrás pasar frente a la mezquita de Ortaköy (el mismo barrio de las patatas rellenas), el Palacio de Dolmabahçe y los diferentes puentes que atraviesan el estrecho. Su precio es de 10 LT. Es una buena opción para quienes dispongan de poco tiempo y no quieran perderse la experiencia de viajar en ferry. La mejor hora? Indudablemente, poco antes del atardecer.

3. Tour largo “6 horas”: se coge también en Eminönü. Sale  a las 10.35 y,después de varias paradas, llega a  Anadolu Kavağı a las 12.05.  Aquí se hace una parada de tres horas para comer y pasear. La hora estimada de llegada a Eminönü es a las 19h. Su precio es de 25 LT ida y vuelta.

 Próxima parada: Cappadocia…

+

Fuerteventura: mar, aire y desierto

Y dado que he empezado este blog hablando de la que para muchos es considerada “La Octava Isla“, qué mejor manera que comenzar mi recorrido por España hablando de dos de las siete islas que conforman el Archipiélago Canario.

En mi estancia de seis días en Fuerteventura, tuve la oportunidad de recorrerla de norte a sur, disfrutar de sus playas y deleitarme con parte de su gastronomía. Por otro lado, en una escapada de tan sólo un día, y gracias a mi amigo y súper guía Gonzalo, tuve la suerte de re-correr también de norte a sur la preciosa isla de Lanzarote. Sitio al que sin duda regresaré apenas tenga la oportunidad para disfrutar con más pausa y menos prisa de toda la magia que lo envuelve.

Comencemos pues el recorrido por esta isla majorera, la segunda en tamaño del archipiélago, con una extensión de 1659 Km2  y con una separación de tan sólo de 100 Km de la costa africana.  Con un clima subtropical árido, Fuerteventura presenta una temperatura casi invariable durante todo el año. En verano la temperatura puede rondar los 24- 25ºC y en invierno unos 18-22ºC. Este clima casi tropical la convierte en un destino de playa ideal permanente. Y aunque no suele llover, tuve el privilegio de pasar una tarde lluviosa y deliciosa a la orilla de sus aguas cristalinas mientras el cielo amenazaba así sin más con una inexorable tempestad.

20140707_140529

Jandía

Dada su extensión, lo más recomendable es, desde mi punto de vista, alojarse en un sitio en el centro de la isla y de ahí recorrer distancias intermedias hacia un extremo u otro o, mejor aún, alojarse unos días en la parte septentrional y el resto, en la zona de Jandía donde para mí, se encuentran las mejores playas. En mi caso, casi por casualidad, me alojé en Caleta de Fuste, en el sector Centro-norte, muy cerca del Puerto del Rosario, capital de la isla y sede del Aeropuerto Internacional de Fuerteventura. Como el avión desde Madrid llegó a primera hora de la mañana y la compañía de alquiler de coches que elegí estaba ahí mismo, decidí emprender mi aventura majorera inmediatamente y me fui a conocer el extremo noroccidental, más especificamente la tan conocida Playa de El Cotillo.

El Cotillo

En los últimos años, este pueblo pesquero se ha convertido en parada obligada para quienes buscan relajarse en una playa de arena blanca,  tranquila, sin oleaje y de paisaje cautivador (Playa La Concha). Y, paradójicamente, también para aquellos amantes del kiteboard y del surf que encuentran El Ajibe  de la Cueva la playa ideal para dejarse llevar por el fuerte viento y el oleaje embravecido que se extiende en 1,5 Km de costa. Estos dos paisajes, aparentemente irreconciliables, se ven separados únicamente por la Playa De Los Lagos rodeado por un arrecife coralino que impide la formación de olas.

Playa La Concha- El Cotillo

El Ajibe de la Cueva – Playa Piedra – El Cotillo

Asimismo, el Castillo de El Tostón, hace las veces de elemento divisorio  entre estos dos “Cotillo”. Por 1,5 € puedes subir y hacer una hermosa panorámica de ambas playas.

Castillo de El Tostón

Continuando el recorrido cinco kilómetros hacia el norte, llegaremos a Punta Ballena, lugar que alberga El Faro de El Tostón construido en 1897 y que tardó seis años en construirse. En el interior del faro se encuentra el Museo de la Pesca Tradicional donde se muestran las costumbres y tradiciones del pueblo pesquero majorero y una muestra de explotación sostenible de los recursos naturales.

Faro de El Tostón

En mi segundo día en la isla, decidí adentrarme en las profundidades de El Parque Natural de Jandía por una angosta carretera de tierra que me conduciría a una de las pocas playas vírgenes que he encontrado en los últimos tiempos: Cofete.  Esta playa tiene una longitud de 12 Km y se encuentra protegida por el Macizo Montañoso de Jandía, constituido por las montañas más altas de Fuerteventura. Sin duda alguna, el marco perfecto donde se funden la montaña y el mar.

Mirador Degollada Agua Oveja

Si se va en coche pequeño, es necesario ser precavido y tratar de mantener  una velocidad más que prudente. Sobre todo por el tema de evitar pinchazos y encontrarse en una situación aparatosa en medio de las vacaciones. Ciertamente, la vía no es extremadamente complicada y tampoco es indispensable contar con un 4X4. Cualquier coche podría tener acceso a esta zona, basta sólo con llenarse de precaución y paciencia, pues desde Caleta de Fuste hasta ahí, me llevó no menos de dos horas y media. Eso sin contar que no vi el letrero del desvío hacia Cofete, básicamente porque no existe. Sólo hay un cartelito casi imperceptible que dice Restaurante Cofete con una flecha que indica hacia la derecha. Así que es mejor estar muy atentos cuando ya nos encontremos cerca del Parque Natural y así evitar cualquier tipo de contratiempos.

Una vez atravesado el Parque y después de hacer la parada respectiva en el mirador, no queda más que comenzar a bajar  hasta que encontremos Villa Winter o podemos seguir descendiendo, aparcar y despojarnos de todas las preocupaciones posibles para dedicarnos única y exclusivamente a disfrutar de este maravilloso y paradisíaco paisaje. Ufff… qué privilegio estar aquí, prácticamente sola, en pleno verano, en una playa de agua cristalina rodeada de montañas que me invita a caminar y descubrir cada uno de sus 12 Km de extensión.

Descubriendo Cofete

Por fin ha llegado la hora de disfrutar de unas más que merecidas vacaciones y dedicarme a disfrutar de las pequeñas grandes cosas que me regala la vida.

La quietud en Cofete

Felicidad en estado puro

+

Cañón del Río Lobos y Ermita de San Bartolomé

Quería empezar a hablar sobre algún lugar en España atípico, inusual… pero a su vez, espectacular. No tardé ni 10 segundos en dar con la ubicación adecuada. En mi mente se mezclaba paisaje, historia, magia, naturaleza, castillos, y en un momento todo se fusionó y me encontré pensando en el Cañón del Río Lobos.

Nos tenemos que situar en la mitad Norte de España. Dentro de la Comunidad de Castilla y León, entre las provincias de Soria y Burgos, surge, como una brecha profunda y abierta a la Pachamama, el Cañón del Río Lobos. Declarado Parque Natural en 1985, fue una de las primeras zonas protegidas de toda la Comunidad. Más tarde, en 1987, fue también declarado Zona de Especial Protección para las aves, ya que en él anidan cerca de 100 parejas de buitres leonados, aguilas reales, alimoches y halcones; un auténtico deleite para ornitólogos.

El río Lobos recorre 25 Kilómetros vigilado bien de cerca por farallones calizos de hasta cien metros de altura en caída vertical, intentando abrirse paso entre muros con caprichosas formas. Abundan las cuevas, simas, abrigos y sumideros. Por la espectacularidad de su relieve, es considerado uno de los paisajes más bellos de España.

Pero no se queda sólo ahí. El Parque Natural del Río Lobos podría ser considerado asimismo, como uno de los lugares mágicos por excelencia de la península. Cantidad de grutas subterráneas -inundadas o no-, debido al modelado kárstico, serpentea el Cañón por toda su extensión, haciendo que numerosas energías telúricas recorran el Parque. De hecho, uno de los principales enclaves templarios se encuentra en medio del recorrido de río: la Ermita de San Bartolomé. Aquí, nada se deja al azar. Una ermita en medio de la nada… pero rodeada de “todo”.

Pero… como todo buen viajero ávido de aventuras, lo mejor es calzarse unas buenas zapatillas o botas y lanzarse a caminar por sus sendas ¿Nos acompañáis? Vamos allá…

Río Lobos, internándose en el Parque

Río Lobos, internándose en el Parque.

Nosotros hicimos noche en el pueblo soriano de Ucero. Desde esta bella aldea tomamos la carretera SO-920 hacia el norte. A los 2.5 Km. aproximadamente cogimos un desvío bien señalizado hacia el Cañón y la Ermita. La carretera se interna en el Parque, discurriendo a la margen derecha del Río Lobos. Pasado el Centro de Interpretación del Parque Natural, dejamos el coche en una zona bien acondicionada para ello. Desde aquí, un delicioso y relajado camino de tierra nos dirigió hacia la parte central del Cañón. Este paseo es una bendición para tus sentidos. A la derecha, los apretados muros de piedra caliza serpenteando el sendero. A la izquierda, el relajado y sonoro discurrir del Río Lobos. Este trayecto nos condujo a un ensanchamiento natural en forma de óvalo. Una pradera que no deja indiferente a nadie.

Caprichosas formas debido a la erosión kárstica de miles de años.

Caprichosas formas debido a la erosión kárstica de miles de años.

Frente a nuestros ojos divisamos una gran pradera. Al fondo, un muro natural de más de 100 metros nos corta el camino natural de frente, haciendo que el río y el camino tengan que hacer un meandro a la izquierda muy forzado para salir del paso. Y delante de todo eso, como en primera línea del frente de batalla,  se yergue con cierto orgullo La Ermita de San Bartolomé.

Tengo que reconocer que la primera vez que visité este lugar, era un auténtico profano, lo que me hizo estallar, aún si cabe, más de emoción con esta estampa más parecida a relatos de ficción medieval, que a algo real. Y tal es la carga energética que desprende esta zona, que no pude quedar indiferente hacia lo que me hacía sentir. Después de investigar un poco en algún libro, descubrí lo mágico del enclave.

Pradera y Ermita, con la muralla natural al fondo.

Pradera y Ermita, con la muralla natural al fondo.

La Ermita fue construida en el siglo XIII por la Orden del Temple, famosa orden medieval dedicada a defender a los peregrinos hacia su camino a Tierra Santa, Roma y Camino de Santiago, así como luchar contra la “erejía” musulmana en Las Cruzadas. Sabemos de sobra el poder que alcanzó esta organización, llegando a tener más influencia y riqueza que la nobleza. También es de sobra conocido su conocimiento esotérico. Su impronta en los lugares sagrados siempre va acompañada de numerosos elementos astronómicos y misteriosos, lo que ha dado a esta orden un halo de leyenda/misticismo que perdura hasta nuestros días.

En un estilo románico muy clásico, cisterciense, los caballeros templarios  llenaron la Ermita de simbología cuanto pudieron. Con forma de cruz latina, los rosetones del crucero son de una belleza y simbología perfectas. Formado por cinco corazones -el corazón simbolizado como el órgano principal, motor y centro de todo, Dios es el “corazón del mundo”-, formando una estrella de 5 puntasPentagrama, usado ya desde Pitágoras para relacionarlo con el cosmos y el orden divino-, y en el centro de esta estrella, un Pentágono -se relaciona con el microcosmos, así como con el cuerpo humano. Si estiramos, como el Hombre de Vitruvio, los brazos y las piernas, nos encontramos que formamos un Pentágono con la cabeza en el vértice más alto-. Además dentro del Pentágono se puede dibujar un Pentagrama y dentro de éste, un Pentágono… así hasta el infinito.

198297_10150110355088935_3267247_n

!Qué sencillo parece y cuánta simbología en su significado! Pero, ¿por qué aquí?. Hay varias razones al respecto. La zona está repleta de vestigios y restos arqueológicos desde épocas prehistóricas. Sin ser un sitio estratégica, comercial y defensivamente importante, sí lo es a nivel espiritual y energético. Si medimos la distancia desde este punto hasta los lugares más al occidente  y oriente de la península: Finisterre  y cabo de Creus respectivamente, vemos con asombro que es la misma distancia -centro de la península, microcosmos, corazón de España, Dios en el centro…-. Si trazamos una Tau -tiene forma de T , y también es la forma del báculo del Gran Maestre del Temple– sobre un mapa, poniendo la Ermita en el centro, vemos que abarca parte del Camino de Santiago, el Paralelo 42 -donde se han construido en todo el Planeta centros sagrados de mucha importancia-, y lugares mágico/sagrados como Ponferrada, Eunate, Toledo o Caravaca.

Pero no quiero profundizar más en la Ermita para contaros lo que podéis encontraros detrás de ésta.

Al rodear la Ermita de San Bartolomé nos espera una grata sorpresa. Una brecha profunda en el farallón, nos invita a adentrarnos en las entrañas del muro. Esta cueva ya tiene vestigios de estar habitada en la Edad de Bronce -2000 a.c.-. La cueva es visitable, ya que es bastante grande, accesible y no muy profunda, aunque sí aconsejamos en este caso llevar una linterna para observar bien toda su extensión. Nos indica fuera que existen pinturas rupestres, pero desgraciadamente la intemperie y el vandalismo han hecho de las suyas. La cueva y la Ermita se relacionan bastante entre sí. San Bartolomé fue uno de los 12 apóstoles al que se le adjudica una especie de inmortalidad, ya que se cuenta que fue desollado vivo y que sobrevivió al martirio. Este cambio de piel significa para muchos un renacimiento, como la piel de la serpiente; se podría relacionar en cierta forma con el despertar psíquico de la adormecida conciencia humana.

Ermita de San Bartolomé y la cueva al fondo.

Ermita de San Bartolomé y la cueva al fondo.

Ya sabemos que las cuevas son el lugar de culto más antiguo usado por el hombre para intentar despertar esa conciencia aletargada. Y qué mejor forma de hacerlo que salir desde los más profundo al ombligo del mundo, al corazón y microcosmos, a volver a nacer desde el útero de la Madre Tierra, hasta el misticismo del centro mismo del Universo…

La excursión puede seguir adelante unos kilómetros más recorriendo el Cañón, pero nosotros nos quedamos aquí, disfrutando y llenándonos de esa energía tan especial que se siente. Eso sí, os aconsejamos que la visita la hagáis si tenéis oportunidad fuera del fin de semana y de época totalmente estival. La romería de gente que va y viene, podría disminuir en gran medida lo mágico y bello del enclave.

En la zona existen numerosos pueblos con encanto que merecen la pena si disponemos de tiempo. Nosotros visitamos el Castillo de Ucero, interesantes ruinas medievales del siglo XII, con bellas vistas a la zona. Pernoctamos en una casa rural llamada Posada Los Templarios, un interesante edificio del siglo XVII restaurado, con buenas instalaciones y un Spa situado en la parte baja del mismo. Este Spa reproduce, en cierta forma, el interior de la Cueva de San Barolomé, y sus ofertas son muy interesantes.

En definitiva, una grata experiencia para los sentidos, desconexión y enlace con lo más profundo de nosotros. Un viaje que también fue hacia nuestro interior. ¿Te gustaría salir de tu cueva?

El despertar...

El despertar…

+

PANAMÁ: TIERRA DE CONTRASTES (PARTE II)

En nuestro post anterior hablamos de Panamá, su historia y sus monumentos. En esta oportunidad, describiremos brevemente la “Panamá Moderna” con los puntos de interés turísticos más destacados y, como no puede ser de otra manera, iniciaremos nuestra reseña con El Canal de Panamá.

Reconocido como una de las obras más trascendentales de la ingeniería moderna, el Canal destaca por ser la única vía de navegación interoceánica que une el Oceáno Pacífico con el Oceáno Atlántico a través del itsmo de Panamá en su punto más estrecho. Desde su inauguración en 1914, ha resultado ser una alternativa indispensable para el comercio internacional, ya que ofrece una vía comercial más corta y relativamente más barata para los países ubicados cerca de ambos Oceános. Con el incremento de las transacciones internacionales durante el siglo pasado y lo que llevamos del presente, la demanda ha superado la capacidad del Canal y se ha optado por construir nuevas esclusas y más anchas, para permitir el paso de buques más grandes. Aunque la construcción de este juego de esclusas debía haber terminado en agosto de 2014 a propósito de su centenario,  ciertos problemas de cálculo de presupuesto por parte de las contratistas han retrasado su inauguración a 2015.

vista entrada barcos pacifico

Vista de la entrada de barcos el Pacífico

Cómo llegar a El Canal de Panamá (Esclusas de Miraflores)

En nuestro caso, como mi hermana vive en Panamá, tuvimos la suerte de contar con transporte particular durante nuestros cuatro días en la ciudad, pero en condiciones normales, la mejor manera de llegar ahí es en taxi desde el Casco Viejo. La media es de unos 10$ y si tienes la suerte de encontrar a un taxista dicharachero, puedes terminar disfrutando de los relatos sobre los cambios sufridos por el país desde una perspectiva panameña, lo que es ideal si quieres conocer un poco más sobre el país desde su misma gente.

La entrada para entrar al Centro de Visitantes de Miraflores cuesta 15$ para adultos no residentes y 10$ para niños en edades comprendidas entre 6 y 12 años. La entrada incluye el acceso a una terraza muy amplia desde donde puedes ver cómo se abren y se cierran las compuertas de las esclusas durante la entrada y salida del barco por  ellas, recorrido por un pequeño museo y acceso a una proyección  sobre la historia de la construcción del canal en formato 3D.

Resulta muy conveniente informarse previamente sobre los horarios del tránsito de barcos para poder apreciar el funcionamiento de las esclusas. El horario ideal sería en la mañana, pues es cuando más tráfico de barcos hay desde el Pacífico hacia el Atlántico.

Esclusas de Miraflores

Esclusas de Miraflores

En cuanto a si la visita vale la pena o no,  podemos encontrar opiniones antagónicas al respecto. Por una parte, hay personas que consideran que la visita resulta bastante costosa si se suma la entrada más el taxi por sólo ver unas esclusas que suben y bajan. Y por otra parte, hay personas que lo consideran  una experiencia digna de presenciar, tomando en cuenta la importancia de tal obra para el mundo. Particularmente no he visto muchos más sitios donde se pueda ser testigo de este tipo de eventos, ya sólo por eso vale la pena. Si bien es cierto que Panamá  tiene mucho más que ofrecer a nivel paisajístico, el Canal resulta ser  su principal atractivo a nivel comercial, económico y turístico, con lo cual para mí es una parada obligada sin duda alguna

barco esclusas miraflores panamá

Entrada barco desde el Pacífico

Continuando nuestro paseo por la capital panameña nos encontramos con la cinta costera, paseo ideal si se busca contemplar el Skyline más prominente de América Central en un ambiente súper relajado. Aquí suelen converger aquellos que deciden practicar ejercicio al aire libre,  familias que llevan a sus hijos a disfrutar de los parques distribuidos en varios puntos de la cinta y turistas ávidos de una estupenda fotografía que refleje la modernidad panameña.

Cinta Costera Panamá

Cinta Costera Panamá

Dentro de los rascacielos más curiosos del Skyline encontramos el F&F Tower, mejor conocido como El Tornillo por su particular forma. En 2011, año de la culminación de su construcción, estuvo en clasificado  dentro del ranking de los mejores rascacielos del mundo y obtuvo el séptimo lugar por su excelencia arquitectónica y funcionalidad

F&F Tower. El Tornillo

F&F Tower (El Tornillo)

Como último dato de viaje, hemos elegido recomendar un restaurante típico panameño que encontramos por casualidad recorriendo el Centro Comercial Albrook Mall. Cabe mencionar que en Panamá hay una fuerte cultura de malls que se va extendiendo cada vez más entre sus residentes y visitantes. El  Restaurante se llama El Trapiche y ofrece un menú variado a precios más que razonables en una atmósfera 100% panameña. La decoración y el excelente servicio de sus empleados  hace que te abstraigas de la muchedumbre del  mall y disfrutes de la gastronomía del lugar. El menú está basado en su mayoría en productos fritos pero si lo tuyo es algo más light,  la sopa o “sancocho” de gallina es una excelente opción a pesar del calor.

20130906_134501

Carta de El Trapiche

20130906_140851

Sancocho panameño y Fiesta Panameña

20130906_140859

Fiesta Panañema. Desgustación de varios platos típicos

Espero que hayas disfrutado de nuestro breve paseo por tierras panameñas y  te atrevas a conocer este pequeño gran desconocido destino turístico.

Si quieres saber más acerca de Panamá,  aquí te dejo el link de un blog que ofrece estupendas recomendaciones sobre las mejores playas de Panamá.

Hasta nuestra próxima parada…

+

PANAMÁ: TIERRA DE CONTRASTES (PARTE I)

 

Ubicado en el extremo sureste de América Central y atravesado en su lado más estrecho por una vía de navegación interoceánica, Panamá goza de una posición privilegiada que ha servido como punto neurálgico para el transporte de mercancías desde la época de la colonia. Esta vía, transformada en lo que hoy conocemos como Canal de Panamá, ha servido para dinamizar el comercio entre los Océanos Pacífico y Atlántico, ofreciendo una ruta más corta y más barata.

20130906_110256

Esclusa de Miraflores

Asimismo, esta posición hizo de Panamá un enclave donde convergerían y partirían las expediciones “conquistadoras” que  seguirían hasta el Imperio Inca del Perú. Ahí,  los expedicionarios cargarían el oro y la plata que saquearían del Tahuantinsuyo y volverían nuevamente a hacer escala en el istmo para seguir por el Atlántico a tierras europeas. Este enclave estuvo ubicado exactamente en lo que se conoce hoy en día como Panamá la Vieja Panamá Viejo. 

20130907_112607

Torre de la Catedral – Panamá la Vieja

20130907_115936

Pozo construido por la escasez de agua de entonces – Panamá la Vieja

En la actualidad, funciona como un Centro de Visitantes. Aquí el turista, a través de las ruinas, puede fácilmente imaginar como pudo haber sido la vida en esta ciudad ocupada entonces por 4.000 habitantes, en la que se fusionaban españoles, indígenas y esclavos africanos. La visita puede durar como una hora y media aproximadamente. Con suerte, puedes encontrar un guía en la parte baja de la torre que te contará brevemente la historia del lugar. El pago es a voluntad, pero vale la pena, pues hace que la visita sea mucho más provechosa.

20130907_112710

Panamá la Vieja

Adicionalmente, se debe pagar el acceso al lugar que es de 6 USD adultos y niños mayores de 5 años. Esta entrada incluye también la visita al museo que está como a cinco minutos en vehículo particular y donde se puede apreciar la transformación que ha sufrido la ciudad durante toda su historia. Nosotros no pudimos visitar el museo porque llegamos ya muy tarde.

20130907_113610

País de contrastes, donde lo antiguo y lo moderno se funden

En 1671, la ciudad fue asediada e incendiada en diferentes oportunidades hasta quedar prácticamente reducida a escombros . Por esta razón, hubo que cambiar su ubicación a un lugar que tuviera un mejor sistema defensivo. Así pues, se creó en 1673 lo que hoy conocemos como Casco Antiguo, declarado en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Si decides dar un paseo por el Casco Antiguo, lo mejor será dirigirte a la Plaza Mayor, frente a la Catedral Metropolitana de Panamá. Ahí encontrarás a un grupo de guías que por un donativo te acompañará por todo el Casco y te contará con detalle, los acontecimientos y anécdotas surgidos en cada punto del lugar. La experiencia vale la pena. Una vez más y como siempre, la posibilidad que te brinda tener un buen guía, te ayudará a disfrutar y a entender mejor un país y su gente.

Catedral Metropolitana de Panamá

Catedral Metropolitana de Panamá

 

Además de la Plaza Mayor, encontrarás tres plazas principales: la Plaza Bolívar, la Plaza Francia y la Plaza Herrera. Asimismo, se encuentra el Palacio de las Garzas, sede de la Presidencia de la República; El Palacio Bolívar, actual sede de la Cancillería de la República; el Palacio Municipal, sede de la alcaldía y del concejo del municipio del distrito de Panamá y, como dato anecdótico, la casa de Rubén Blades, uno de los principales representantes de la música latinoamericana a nivel mundial, además de político y abogado.

 

Guía local

Guía local

Plaza de Francia

Plaza de Francia

Casa de Rubén Blades

Casa de Rubén Blades

 

 

El paseo podría llevarte aproximadamente otra hora y media, pero bajo el calor y la humedad panameña, podría darte la impresión de que ha durado bastante más. Por ello, además de llevar contigo una botellita de agua, te sugiero parar en una heladería que ofrece unos helados artesanales con sabores únicos en el mismo Casco Antiguo. Su nombre es Granclement y para mí, el mejor helado es el de jengibre. No te lo puedes perder…

Heladería Granclement

Heladería Granclement

Por el momento me despido con ese saborcito de helado de jengibre en la boca, invitándote a seguir mi próximo post sobre Panamá. En él, hablaré sobre el Canal de Panamá, la Cinta Costera y algún rinconcito sobre donde podemos disfrutar de la deliciosa Comida Típica

 

Panameña.

+

Archipiélago de Los Roques: Paraíso de Aguas Cristalinas

Ay Los Roques, Los Roques… ¿Paraíso del cielo en la tierra? Sí. ¿Lugar donde Dios sin duda alguna posó su mano? También. ¿Sitio perfecto para desconectar y relajarse sin tener ningún tipo de interferencia más que el sol, el mar y las gaviotas? Sin duda alguna. Ay… qué ganas de volver y sentarme a contemplar sus aguas cristalinas sin ningún otro pensamiento que: ¿será que hoy sí pido la langosta? Debo aclarar que más que un comentario arrogante, comer langosta en Los Roques es una práctica muy común, sobre todo en la época en la que su pesca está permitida.

Veamos pues, Dónde está ubicado este espectáculo natural.

El Archipiélago de Los Roques es el parque marino más grande del Mar Caribe. Está ubicado a 176 Km al norte de Caracas, Venezuela, y posee una extensión de 221.120 hectáreas entre áreas marítimas y terrestres.

20130913_062353

Los Roques desde lo alto

Cómo llegar al Parque Nacional Archipiélago de Los Roques

Al Parque se puede entrar por vía aérea o marítima. La entrada por mar está destinada únicamente a un 5% de la población que visita el archipiélago, pues sólo es posible a través de una embarcación privada o a través de paquetes turísticos muy exclusivos que ofrecen el viaje en velero o yate a precios también muy “exclusivos”.  Los precios pueden oscilar entre 500 ó 600 USD por persona al día.

Por ello, nos decantamos sin pensarlo dos veces, por la opción convencional:  avioneta desde el aeropuerto de Maiquetía. En las dos oportunidades que he ido a Los Roques lo he hecho ida y vuelta el mismo día, o lo que es lo mismo en full day, y en ambas he viajado con Aerotuy. La primera vez fui por mi cuenta con unos compis del trabajo, hace ya….. mucho tiempo, cuando un full day salía en 40 Bs (no fuertes) por persona. Algo así como 50 céntimos de Euro hoy en día. Y no, no fue hace 50 años, fue hace tan sólo unos 15. Y la segunda, el año pasado, a través de la agencia Devitours, que hemos mencionado en nuestra entrada anterior. El servicio fue excelente, las personas de la agencia se encargaron de toda la logística del viaje: desde tener una persona que nos recibiera en el Aeropuerto de Maiquetía hasta tener a otra que nos esperara en Gran Roque, que es donde reside la mayor parte de la población y donde están casi la totalidad de los servicios del archipiélago. El paquete incluía: paseo en lancha hasta Madrisquí (cayo muy cercano al Gran Roque), sombrilla y sillas, almuerzo caliente y bebidas varias. Nos dejaron en la mañana y nos recogieron al final de la tarde.

20130913_155337

Si por el contrario te parece que un día no es un suficiente para saciar tus ganas de disfrutar de este maravilloso lugar, el abanico de posibilidades es bastante amplio: puedes pasar de alojarte en una acogedora posada con vistas al mar, a dormir mecido por el vaivén de las olas a bordo de un velero.  Todo dependerá de tus gustos y por supuesto, de tu bolsillo.

Qué hacer en Los Roques

Nosotros veníamos súper cansados porque recién habíamos llegado del Salto Ángel el día anterior, así que gran parte del tiempo lo dedicamos a descansar. Sin embargo, si quieres saber qué más se puede hacer, además de estar echado bajo la sombrilla disfrutando del  dolce far niente, aquí te dejamos una lista de las actividades que puedes llevar a cabo.

SONY DSC

1. Puedes contratar una lancha que te lleve a conocer varios de los cayos que forman el archipiélago. Puedes incluso bajarte de la embarcación y  sumergirte en las cálidas aguas del Caribe por un rato y volver para seguir recorriendo el parque. Los más visitados suelen ser Madrisquí y Francisquí, por ser los más cercanos al Gran Roque; pero hay otros cayos que en la actualidad son un referente obligado para los visitantes por su extraordinaria belleza. Entre ellos: Cayo de Agua, Cayo Crasquí, Cayo Fabián, Cayo Viejo, Isla de Carenero, entre otros.20130913_075350

2. Si vas en catamarán, la diversión está 100% asegurada. Música, baile y entretenimiento, arropados por un paisaje inmejorable, serán una constante. Podrás desembarcar en alguno de los  cayos donde pasarás el día y podrás bucear con el equipo proporcionado por la empresa del catamarán.

3. Bucear y aventurarte a descubrir la riqueza de la fauna marina del lugar. Estar en contacto con uno de los arrecifes de coral mejor preservados del mundo, donde puedes encontrar hasta cuatro especies de tortuga y un sinfín de variedades de peces, moluscos, crustáceos y nada más y nada menos que 61 especies de coral, es sin duda una experiencia inigualable que no puedes dejar pasar. Para ello, puedes llevar tu equipo de buceo o puedes inscribirte en alguno de los cursos que ofrecen las diferentes empresas del lugar.

20130913_080933

4. De igual forma, si te animas, también puedes participar en actividades de kayak, velerismo y esquí acuático.

5. Si lo tuyo es disfrutar de los vientos alisios de la zona, puedes practicar surf, kitesurf y windsurf. Las empresas encargadas de estas actividades también las puedes contactar en el Gran Roque o directamente a traves de la agencia de viajes de tu elección.

20130913_071217

6. Puedes informarte in situ sobre el programa Adopta una tortuga puesto en marcha por la  FUNDACIÓN CIENTIFICA LOS ROQUES (FCLR). El programa tiene como finalidad conservar al máximo las especies en extinción como las tortugas marinas. Éste consiste en aumentar su supervivencia brindado el máximo de cuidados a las apenas nacidas crías hasta que estén listas para ser liberadas. El programa consta de una pequeña contribución monetaria anual que te convierte en padrino de una tortuga junto a otros beneficios enumerados en su página web. Vale decir, que no es necesario ir a Los Roques para unirse a esta estupenda iniciativa, pero ya que estamos, ¿por qué no informarnos y ver en primera persona las actividades que desarrolla la fundación?

7. Si tanta tranquilidad te abruma y necesitas hacer un poco de vida social nocturna a orillas del mar en una atmósera totalmente caribeña, existen también algunas opciones como:  sentarte en un bonito café a disfrutar de un delicioso mojito; visitar un  lounge bar y ordenar un no tan caribeño sushi o decantarte por la opción más tropical de dejarte llevar por los “ritmos calientes” en una pista de baile  y sacar el alma latina que de seguro llevas dentro y si no, invéntatela y disfruta al máximo del momento.

20130913_122933

8. Por último, volviendo a mi insinuación inicial sobre el privilegio de poder degustar una fresquísima langosta a un precio más que conveniente,  me gustaría señalar que la época apropiada se extiende desde mediados de noviembre hasta finales de abril.  El resto del año su pesca está prohibida pues es el período en el cual ésta se reproduce. Una buena ocasión de viaje sería, de hecho,  el 15 de noviembre, cuando se suele celebrar el Festival de la Langosta como motivo de la apertura del período de pesca. Este festival consiste en un concurso gastronómico que realizan las diferentes posadas y en la que la protagonista indiscutible es la langosta.

Como sugerencia casi obligatoria, debo recalcar la importancia del uso permanente de un protector solar con un SPF alto, así como gorras y sombreros que nos puedan proteger el rostro y de ser posible, mantenernos bajo la sombra durante el tiempo que vayamos a transcurrir en la playa. El reflejo de los rayos del sol sobre la arena blanca además de  producir efectos nocivos sobre nuestra piel pueden hacer de nuestra estadía un suplicio por los efectos de las quemaduras del sol.

20130913_133512

Con todos los tips y recomendaciones en mano, sólo nos queda organizar nuestro tiempo y presupuesto para poder desconectar y disfrutar de unas más que merecidas vacaciones en este Paraíso de Aguas Cristalinas

20130913_075908

+

Viaje a Canaima: El Salto Ángel.

Hemos decidido empezar nuestra experiencia bloguera con uno de los lugares más impresionantes del mundo, situado en la formación geológica más antigua del planeta y con el récord de caída de agua más alta de la tierra: el majestuoso Kerepakupai Vená, mejor conocido como Salto Ángel, ubicado en el Parque Nacional Canaima, al sur de Venezuela, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.

Salto Angel

Este impresionante antojo divino, posado en medio de un paisaje único, rodeado de guardianes que no inspiran menos que respeto: los tepuyes, destaca por lo imponente de su presencia, el rugir del agua que cae incesante llena de fuerza, pero sobre todo, lo más fascinante, es la energía que emana. Una sensación tan intensa que puede hacerte hasta llorar. No es únicamente el esplendor del paisaje lo que se aprecia en la visita al Salto Ángel, es el contacto con un lugar que sobrepasa las barreras de lo físico y te transporta a un estado de éxtasis total. La experiencia resulta inefable para quien la narra y no completamente entendible para quien la lee. Para ello, no hay nada mejor que aventurarse a encontrarse frente a frente con este gigante de la naturaleza y dejarse llevar por todo lo que este entorno salvaje ofrece.

20130911_152231

Cómo Llegar al Parque Nacional Canaima

Para llegar a Canaima, sugeriría tres opciones: la primera, si tenemos algún conocido en Venezuela, contactar a una empresa nacional que se encargue de toda la logística del viaje desde que llegamos al aeropuerto: traslados internos y monitoreo de que todas las actividades ofrecidas se cumplan a cabalidad. En nuestro caso, tuvimos la suerte de estar en manos de una empresa que se esforzó al máximo para que nuestra estadía ahí transcurriese sin ningún tipo de eventualidades, la compañía se llama Excursiones Salto Ángel. La segunda, es contactar directamente con la posada donde te vas a hospedar. Algunas de ellas también ofrecen traslados internos y paquetes de expediciones variadas. En nuestro caso, la posada donde nos alojamos resultó una formidable sorpresa,  Posada Tapuy Lodge. El personal del hotel es en su totalidad pemón (comunidad indígena de la zona) que con una altísima vocación de servicio brinda al huésped una atención cinco estrellas. Y la tercera, hacerlo directamente desde una agencia de viajes, en caso de querer viajar sobre seguro. En este caso, recomendamos la agencia  Devitours, caracterizados por la atención personalizada a sus clientes, máxima responsabilidad y precios muy competitivos (con ellos tuvimos la suerte de realizar otra excursión).

Venezuela suele ser un país un poco complicado y para disminuir el porcentaje de riesgos si no se tiene ningún conocido en el sitio, ésta seguramente será la opción más conveniente.

20130910_065453

Réplica de la avioneta de Jimmie Angel. Aeropuerto de Ciudad Bolívar

Itinerario Turístico en Canaima

Los itinerarios suelen ser bastante parecidos entre los diferentes tour operators. Nosotros seleccionamos un paquete de tres días y dos noches con todo incluido.

Día 1.  Llegamos al aeropuerto de Ciudad Bolívar desde Caracas, a primera hora de la mañana. Una vez en Ciudad Bolívar, nos recibió Rodman, de Excursiones Salto Ángel  quien se encargó de toda la logística del vuelo y de alojamiento de Canaima. Nos acompañó hasta que subimos a la avioneta que nos conduciría al Parque Nacional. En la pista de aterrizaje, nos esperaban los que serían nuestros guías durante nuestra estancia y nos condujeron hasta la posada. Ahí y con un magnífico zumo de maracuyá en mano, nos ofrecieron una cálida bienvenida.

20130910_075829

20130910_093522

Dejamos nuestro equipaje en la habitación, comimos y empezamos nuestra excursión a El Salto del Sapo. Partimos en curiara (embarcación de madera, ligera y larga) desde la Laguna de Canaima, ubicada a escasos 20 metros de la fachada de nuestra posada. El paseo tiene una duración aproximada de 10 min y en el transcurso se pueden ver desde muy cerca los saltos: Hacha, Wadaima, Golondrina y Ucaima, con una caida de 40 metros de alto y unos 100 metros de largo. Impresionantes todos en época de lluvia por su enorme caudal.  Una vez llegados a El Sapo, tuvimos la oportunidad de atravesarlo. La sensación es indescriptible, la fuerza y el estruendo del agua son abrumadores a la vez que excitantes. Seguimos caminando un poco más, hasta que pudimos darnos un delicioso baño en unas piscinas naturales formadas por la caida del salto, para después continuar la travesía  hasta la parte más alta del mismo y poder disfrutar  de la mejor panorámica de la Laguna de Canaima.

20130910_093716

Laguna de Canaima

Día 2. Excursión a El Salto Ángel. Partimos en curiara a las 8.30 am hacia el Auyantepui, en lengua pemón: montaña del diablo. El paseo tuvo una duración de tres horas y en el camino, tuvimos la oportunidad de apreciar los ríos Carrao y Churum, las islas de Mayupa y Orquídea, el cañón del diablo e isla ratón. Un espectáculo de paisaje sin duda alguna…

20130911_111811

Cuando crees que todo lo que has visto hasta el momento es inmejorable, comienza la mejor parte de la travesía. Subes andando durante dos horas por un camino boscoso hasta llegar al punto más cercano al Salto Ángel (al menos desde este punto del Auyantepui) para quedarte luego pasmado admirando esta estampa sobrecogedora. En este momento no sabes si reír o llorar. Por fin estás ahí, frente a este gigante que parece mirarte desde lo alto con una presencia imponente que sin duda alguna infunde mucho respeto y frente a la cual no puedes hacer más que caer rendido. Es un momento mágico. Después de nuestra hora contemplativa delante del Kerepakupai Vená, volvimos al punto donde nos dejó la curiara para cruzar al otro extremo de la orilla y prepararnos para disfrutar de otra experiencia maravillosa: noche en hamaca justo en frente del salto. Sin duda alguna, un privilegio alucinante. Una noche en la intemperie en contacto directo con una naturaleza salvaje y virgen, bajo un cielo estrelladísimo, arrullado por el sonido del salto al caer. ¿Se puede pedir más en la vida? Simplemente, perfecto.

20130911_144805

Salto Ángel

Quisiera agregar que un factor fundamental para que nuestra experiencia fuese tan especial fue la compañía de los pemones, cuidadores por excelencia del Parque Nacional Canaima. Esta comunidad se caracteriza por su gentileza y amabilidad, así como por su prudencia y discreción. Son capaces de hacer la velada encantadora con la elocuencia de sus relatos llenos de misticismo sobre los enigmas de Canaima. Sin embargo, te das cuenta de que es mucho más lo que se guardan que lo que te cuentan. Normalmente, imaginamos que por estar viviendo en un sitio tan alejado de la “civilización” podrían ser menos espabilados cuando en realidad es todo lo contrario. En definitiva, un pueblo con el que merece mucho la pena mantener una interacción social; tu espíritu inquieto de conocimiento en cultura y folclore local te lo agradecerá.

20130912_051412

Salto Angel desde el Mirador Laime

20130912_061726

Vista del Salto Ángel desde el campamento

Día 3. Regreso a la posada y a la Capital. Luego de tomar un delicioso desayuno hecho por los mismo pemones, nos dirigimos cuesta abajo en curiara hasta la posada. Esta vez el viaje duró sólo dos horas. Tuvimos tiempo de ducharnos, comer y finalmente aventurarnos a sobrevolar el Salto Ángel y los tepuyes cercanos, en una avioneta con capacidad para cinco personas. Estos sobrevuelos, pueden ser muy diferentes entre sí pues dependen directamente del piloto que te toque. Algunos deciden acercarse más al Salto, otros deciden hacer piruetas en torno a él. En nuestro caso, fue bastante normal, me refiero a la ejecución del piloto, por supuesto. Sin embargo, ver los tepuyes desde arriba y las diferentes caídas de agua de la zona, hicieron que nuestra elección valiera la pena sin lugar a dudas.

Atrerrizamos con esa misma avioneta en Ciudad Bolívar para tomar después el avión que nos llevaría a Maiquetía, donde se encuentra el principal aeropuerto del país.

SONY DSC

Vista de los tepuyes desde lo alto

Esperamos que esta aventura pueda servir como inspiración para aquellos viajeros que van en busca de rincones excepcionales en el mundo, aquellos para quienes viajar es más que llegar a un sitio, tomarse la foto y colgarla en las redes sociales. El Salto Ángel es sólo para aquellos que tienen el deseo de fusionarse con la naturaleza en estado puro, para aquellos que desean ser seducidos por un paraje espectacular que derrocha energía por doquier y sobre todo, para aquellos que son capaces de disfrutarlo y dejarlo igual o mejor que como lo encontraron.