Eslovenia verde y sostenible Destino: Bled

Eslovenia: Best of Europe 2020 por su modelo de sostenibilidad

Una vez más, los esfuerzos de Eslovenia por mantenerse como destino sostenible indiscutible ha dado sus frutos. En marzo de este año, se ha alzado como el número uno en el Best of Europe 2020 por su sostenibilidad. Y más específicamente, por la introducción de los modelos sostenibles en el turismo a nivel nacional, dentro del Green Scheme of Slovenian tourism. A través de este esquema se busca que todos los esfuerzos a nivel de turismo sean de tipo sostenible. Asimismo (y esto es lo que más me ha gustado), ofrece herramientas a destinos y proveedores de servicios que les permitan evaluar y mejorar sus esfuerzos de sostenibilidad, y promueve dichos esfuerzos a través de la marca Slovenia Green.

Eslovenia: primer lugar en la categoría “Best of Europe”

El anuncio de los premios se debía haber llevado a cabo el pasado marzo en el ITB de Berlín, pero la pandemia se adelantó y se tuvo que hacer el anuncio virtualmente. En todo caso, la ceremonia oficial de los premios se llevará a cabo el próximo octubre en el Global Green Destinations Day, en Turquía.

Bled: tercer lugar en la categoría ITB Earth Award 2020

Por si fuera poco, gracias a la campaña implementada para reducir desperdicios, Bled se llevó el tercer lugar en la categoría ITB Earth Award 2020, premios en los que se reconoce las mejores prácticas para combatir el cambio climático y la degradación del medio ambiente.

Más allá del reciclaje

Y ahora, cuando han conseguido que casi la totalidad de sus habitantes logre gestionar el reciclaje de forma óptima, han decidido llevar a cabo un proyecto que se estima durará unos seis años, para educar a las personas sobre la importancia de reducir al máximo la cantidad residuos.

Al respecto, Janez Resman, director de Infrastruktura, una empresa especializada en la gestión de residuos en Bled, afirma que la población de este municipio ya no necesita más educación sobre el reciclaje, ya que se ha conseguido implementar muy bien, ahora lo que tocaría, dice, sería trabajar arduamente en la reducción de desechos. De hecho, ya se ha iniciado la primera fase de educación relacionada con este tema en los jardines de infancia y escuelas.

Es así como Eslovenia nos demuestra, una vez más, que la educación es una parte fundamental para lograr los resultados que se han obtenido hasta ahora e, incluso, mejorarlos. Lleva tiempo, sí, pero tienen la garantía de que lo sembrado en las generaciones más jóvenes hoy, harán de los individuos de mañana personas mucho más sensibles y cuidadosas con el medio ambiente.

Otras medidas sostenibles

  1. Alojamientos tipo Glamping zero waste*: esta iniciativa esta representada por el Hotel y Glamping Ribno, muy cerca del Lago de Bled. Ambos, tanto el hotel como el glamping (camping de lujo), han sido certificados como el primer alojamiento Zero Waste en Eslovenia. El hotel es un alojamiento clásico, completamente cubierto de madera, que ofrece una gran variedad de servicios wellness. Por su parte, el glamping es un un camping glamuroso, conformado por seis casitas de madera, dispuestas sobre o debajo de los árboles y que han sido construidas por artesanos locales. Cuentan con baño privado y una bañera de madera al aire libre. ¡Idílico! Las prácticas sostenibles que llevan a cabo se basan en el reciclaje del 90% de sus residuos, así como en estrategias para el adecuado consumo del agua y de la energía, que se han traducido en un 30% de ahorro. También se evita servir alimentos, como mermeladas, en presentaciones individuales y las sustituyen por recipientes más grandes para evitar el uso excesivo del plástico. Cooperan con los proveedores locales, estimulan a los clientes a contribuir con un comportamiento sostenible. Por ejemplo: apagar las lucen cuando no se utilicen o tomar solo la comida que consumirán y así evitar que se pierda. Y, por último, también ofrece a sus huéspedes opciones de hacer cicloturismo, senderismo, actividades deportivas en medio de la naturaleza, como: rafting, barranquismo, etc. undefined
  2. El “Slow travel” es la clave cuando se trata de Bled: ya sea a pie o en bici, Bled te exigirá que pares cada poco tiempo a maravillarte con el azul de su lago, con su iglesia en plena isla, con su castillo en lo alto del pueblo. Cada foto es una auténtica postal, cada paso te invita a quedarte más y más disfrutando de la belleza de este pueblo de cuento, de conocer a su gente y de saborear a bocaditos todas las experiencias que se van abriendo a tu paso. undefined
  3. Una ciudad para las personas y no para los coches: poco a poco se han ido implantando zonas peatonales donde antes había coches. Lo que se busca es eliminar el tráfico de automóviles en el centro de Bled y convertir las calles en espacios públicos para peatones.undefined
  4. Navegar en Pletnas o embarcaciones sin motor: para desplazarte hasta el centro del lago y subir hasta la iglesia que está en la isla deberás hacerlo en una pletna , que es la embarcación típica de Bled. Éstas son conducidas por experimentados barqueros cuya destreza para manejarlas ha pasado de generación en generación. Fueron concebidas cuando ni remotamente se pensaba en la sostenibilidad como término y a día de hoy, se han convertido en unas de sus mayores exponentes. Lo cierto es que en el Lago de Bled, además de las pletnas, solo está permitida la navegación en barcos de madera, con remos o con motor eléctrico y quedan prohibidos todos aquellos de plástico o a motor. undefined
  5. Potencian la gastronomía local , a través de fiestas locales como la de San Martín donde el vino local es el rey o a través del amor que profesan a su deliciosa tarta Kremna Rezina. De hecho, sus habitantes la exhiben como una especie de bandera ya que afirman que ha sido en Bled donde nació, aunque se pueda probar en toda Eslovenia y diferentes países de Centroeuropa. undefined

Por éstas y muchas cosas más, Eslovenia y, en este caso, Bled, se reafirman como auténticos embajadores de destinos sostenibles de Europa y del mundo. Cada vez más se comprometen a seguir avanzando en sus estrategias para aplicar la sostenibilidad en cada aspecto de la vida de sus ciudadanos, y el turismo absorbe buena parte de ese foco. Cada día más apuestan por alternativas más ecológicas, en las que el turismo se ha convertido en una actividad alineada con la preservación del medio ambiente, con el comercio de los productos locales (especialmente aquellos ligados a la gastronomía) y con el conocimiento y el respeto por la naturaleza que ofrece el país.

Zero Waste es la conservación de todos los recursos mediante la producción, consumo, reutilización y recuperación responsables de productos, embalajes y materiales sin quemar, y sin descargas a la tierra, el agua o el aire que amenacen el medio ambiente o la salud humana” .

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: