Una de las cosas que más puede satisfacer la necesidad del viajero es sorprenderse con algo que nunca hubiera podido imaginar que viera, le pasara o sintiera en un viaje “aparentemente” proyectado.

Esa misma sensación es la que se nos quedó una vez visto el único museo de momias de España, el Museo de Momias de Quinto. Aunque previamente ya habíamos organizado dicha visita, incluso habíamos comprado las entradas por internet, hasta que no lo has visto con tus propios ojos nunca puedes llegar a imaginarte lo que vas a ver a continuación. El estado de conservación, los detalles y el estremecimiento que puede llegar a causarte ver los cuerpos incorruptos y su estado magnífico de conservación es algo que en este Museo superará por seguro tus expectativas. 

Historia de Quinto

El pequeño pueblo de Quinto de 1948 habitantes, es capital de la comarca de la Ribera Baja del Ebro. Ubicado a unos 40 Km. al sureste de la capital aragonesa, su origen lo tenemos que buscar en época romana. En la antigua vía romana que iba de Velilla de Ebro (antigua Celsa) a Zaragoza (Caesar Augusta) en el quinto miliario parece ser que la administración romana estableció algún tipo de servicio militar; así se dio origen posteriormente al núcleo de población (Quintus en latín, por ser el quinto miliario).

En la Edad Media el cerro de la localidad sirvió en tiempo de los árabes de formidable fuerte, encontrándose en diferentes catas arqueológicas los antiguos silos escavados en plena piedra, donde se preservaba grano.

Guerra Civil

El 26 de agosto de 1937 Quinto fue tomado por el ejército republicano, dentro de la ofensiva del Frente de Belchite, contienda que explicamos en el post anterior de Rodén: el pueblo que la guerra y la historia denostó. Los republicanos establecieron su Cuartel General en la población durante seis meses, librándose intensos combates en las inmediaciones durante más de un año.

La Iglesia de la Asunción, cuyo protagonismo en esta historia es irrefutable, sufrió todas las consecuencias que un conflicto bélico puede ocasionar. Fue tal el estado de ruina del edificio, que se decidió levantar una iglesia nueva cerca de la carretera -la construcción se encuentra en lo más alto del cerro de la localidad-, aunque posteriormente Regiones Devastadas -ver el post de Rodén-, consolidó sus ruinas para su conservación como Monumento Histórico.

Magnífica reconstrucción de la Iglesia de la Asunción después de ser bombardeada en la Guerra Civil

La Iglesia y el Museo

La Iglesia de la Asunción o El Piquete, como la conocen los vecinos de la zona, fue construida en lo alto del Cerro de la Corona, sobre los restos de un castillo árabe. Su obra se la atribuye a al maestro Mahoma Rami, arquitecto de Benedicto XIII (el Papa Luna). La obra data del primer tercio del siglo XV, aunque ha sufrido diferentes modificaciones a lo largo de su historia. La Guerra Civil la deja seriamente dañada -sobre todo su torre-, aunque posteriormente es restaurada por fuera, manteniendo por dentro los restos de los estragos de la contienda. Tras su secularización y desuso como espacio de culto, el Piquete sirve como almacén de grano en las década de 1960 y 1970, lo que produce, el deterioro a marchas forzadas de su ya lamentable estado interior tras la guerra nacional.

El estado en que quedo la Iglesia de la Asunción de Quinto
tras el sinsentido de la guerra

Cerrada al público fue de nuevo abierta como espacio sociocultural en 2017. Hasta ese año y por más de treinta, pasó por trece fases de restauración con el apoyo de la Diputación Provincial de Zaragoza. El 18 de septiembre de 2001 se declara Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento.

El descubrimiento

En 2011, en unas labores de excavación llevadas a cabo en el interior de la iglesia, se descubren 1061 cuerpos enterrados documentados que fueron inhumados de la misma. El deterioro de uno de los ataúdes de madera que aún quedaban, hizo que en la manipulación de dicho ataúd, uno de los cuerpos “incorruptos” cayera literalmente sobre uno de los trabajadores. En ese momento se descubrió que ese cuerpo se encontraba en estado de momificación natural, sin que hubiera un proceso artificial para conseguir dicho estado.

Momificación natural

El proceso de momificación natural se ha producido solamente en una parte de la iglesia, dadas las excepcionales condiciones que se han dado en esa zona precisamente.

Dato curioso: la momificación natural es un fenómeno que consiste en la desecación del cadáver por evaporación del agua de sus tejidos, lo que hace imposible el desarrollo de los gérmenes, deteniendo así proceso de la putrefacción

El Museo está dividido en varias zonas muy bien acotadas:

Nada más entrar a la derecha está la recepción y unos metros más adelante una pequeña sala audiovisual donde te explican en un breve documental la historia de la Iglesia y de las momias.

Nosotros tuvimos la gran fortuna de tener a una excelente guía, Beatriz Pallarés, y para más fortuna aún, solo estábamos nosotros, con lo cual la personalización y la forma tan didáctica y explicativa de Beatriz hizo de la experiencia algo irrepetible.

Nuestra excelente guía Beatriz Pallarés

Un poco más adelante hay una fosa arqueológica donde podemos observar los antiguos silos del siglo XI, el cierre del templo del siglo XV y algunas fosas de enterramientos.

Capilla de Santa Ana: Aquí la parte más interesante donde se exponen la mayoría de los cuerpos momificados, recuperados y conservados bajo la supervisión de la eminencia en este sector Mercedes González (presidenta del Instituto de estudios científicos de momias). El poder estar cara a cara con ellas no tiene precio. Hoy en día son quince los cuerpos momificados que se han recuperado y conservado de forma preventiva para su exposición. Más de treinta están en ese proceso lento y cuidadoso.

Si quieres saber mucho más sobre cada una de ellas ve al siguiente post:

Momias de Quinto: ¿Quiénes fueron, cómo murieron, qué vida tuvieron?

La propia visita del interior de la iglesia junto con su fantástica historia de las diferentes modificaciones y su paso por la guerra civil, bien merece una visita por sí misma.

Horario de visitas y tarifas

La entrada al Museo es únicamente con visita guiada, teniendo los siguientes horarios:

  • De mayo a septiembre
    • Viernes y sábados 10h, 11:30h, 18h y 19:30h
    • Domingos 10h y 11:30h
  • De octubre a abril
    • Viernes y sábados 10h, 11:30h, 16h y 17:30h
    • Domingos 10h y 11:30h

Las tarifas son:

  • 7€ entrada general
  • 5€ entrada reducida -mayores 65 años, personas con discapacidad, familias numerosas, carnet joven o colectivo de más de 25 personas.

Para evitar colas podéis reservar perfectamente día y hora a través de su web www.momiasdequinto.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: