Ya estamos en el tercer día en tierras islandesas. Hemos hecho nuestra primera toma de contacto en Reikiavik y hemos visitado el Círculo Dorado. Ahora nos toca conocer algunas de las cascadas más famosas del sur de Islandia.

Nos levantamos muy prontito, y a eso de las 8 am ya nos habíamos puesto en marcha con dirección hacia el este. Una hora después, aún de noche, estábamos frente a Seljalandfoss. Solo estábamos unos cuatro japoneses y nosotros dos: ¡un auténtico lujo!, aunque apenas podíamos apreciar la belleza de la cascada y de su caída de 60 metros.

20190107_095221

Seljalandfoss

Tuvimos que esperar unos cuantos minutos más, y hacer tiempo entre algún paseíto a pie en los alrededores de la cascada y el coche (para recuperar un poquito de calor) hasta que salió un poco más el sol y con él, también iba llegando un mayor número de personas.

Finalmente pudimos empezar a ver la cascada en todo su esplendor. Subimos por unas escaleras que facilitan el acceso hacia su interior y seguimos caminando hasta encontrarnos justo detrás de la caída de agua. Mientras más nos aproximábamos a la misma, la emoción también iba in crescendo y ya el clímax lo alcancé cuando bajé hasta el punto donde caía la cascada. Se me olvidó todo: que estábamos en Islandia, que era pleno invierno y que no tenía ropa de cambio. Solo dejé que toda la energía de esa naturaleza pura y salvaje se apoderara de mí, y me dediqué solo a sentir. Os aseguro que la experiencia fue deliciosa y la sensación que me quedó en el cuerpo, aún frío y mojado, fue de haber recibido una dosis de energía tremenda. Vamos, una inyección de naturaleza sin paliativos. ¡Excitante en todos los sentidos!

20190107_102512

Subida a Sljanlafoss

cascaDA1

¡PURA BUENA VIBRA!

20190107_114530

Más energía…

A unos cinco minutos andando, se encuentra otra cascada un poco más escondida que la anterior y de una gran belleza: Gljúfrabúi. Habíamos visto fotos espectaculares de ella, sin embargo no pudimos verla, ya que se encuentra oculta entre montañas y el paso se hace complicado, o imposible como resultó para nosotros, si el nivel del agua es alto.  Así que nos quedó pendiente para nuestra próxima visita.

20190107_112927

Gljúfrabúi

Seguimos nuestra ruta hacia una de las cascadas más conocidas y de las más espectaculares por todos los elementos que la componen: una caída de 62 metros, 25 metros de anchura y un arco iris que hacen de este lugar un sitio de ensueño. Parece que alguien lo hubiera sacado de lo más bonito de nuestra imaginación y lo hubiese esculpido para nosotros. A veces nos daba la sensación de que tanta belleza no podía ser real.

20190107_124018

La cascada se puede ver desde abajo, sabiendo que mientras más te acerques más empapado terminarás. Y también desde arriba. Puedes subir por unas escaleras que están a un costado y ver el inicio del salto y el afluente que da origen al mismo.

20190107_130127

Vale muchísimo subir porque las vistas son impresionantes. Además, si caminas siguiendo el curso del río Skógá te encontrarás con un paisaje precioso. Eso sí, debes tener cuidado con el viento. Cuando se levanta, las rachas pueden ser muy intensas y debes tratar de alejarte lo más posible del río y del precipicio.  Tampoco hay que alarmarse, no suelen durar mucho tiempo. Simplemente hay que ser precavido.

 

20190107_130552

Río Skógá

Como aún contábamos con algunas horas de sol, decidimos irnos a ver el avión abandonado del que tanto habíamos oído hablar y del que tantas fotos habíamos visto. Se trata del fuselaje de un antiguo avión (o de lo que queda de él), abandonado sobre la arena negra de la playa, muy cerca de Vik.

20190107_144144

El avión pertenecía hace más de cuatro décadas a las fuerzas aéreas estadounidenses destacadas en Islandia. Se cuenta que tuvo que realizar un aterrizaje forzoso en Sólheimasandur. No se sabe con exactitud si por falta de combustible, si por las terribles rachas de viento, o por ambas. Lo cierto es que ahí está, impertérrito, derrochando enigma y encanto entre los turistas que acuden día a día a fotografiarlo y a fotografiarse junto a él.

20190107_144252

Cómo llegar al avión

A tan solo 10 Km de Skógafoss se encuentra Sólheimasandur. Simplemente continúa en dirección este por la ring road. Cuando ya vayas superando los 9 Km de recorrido, debes estar atento para ver un desvío que lleva hacia un parking a mano derecha. Ahí dejas tu coche y debes caminar durante unos 35 min hasta que veas a lo lejos el avión a tu izquierda. Caminas durante unos 7 min más y habrás llegado a tu destino.

20190107_142350

Si vas en invierno, debes tomar muchísimo en cuenta las horas de luz para que no te pille la noche al desandar el camino. Ten en cuenta también que ahí no hay nada más que el avión y un poco más al fondo, la playa. No hay puestecitos de comida, ni baños, ni nada.

Glaciar Sólheimajokull

En el camino de vuelta a nuestro hotel, ubicado justo en frente de Skógafoss, nos encontramos un cartel que anunciaba un desvío hacia el glaciar Sólheimajokull. Como aún quedaba un rayito de sol sin esconderse, no lo pensamos y nos metimos. Aparcamos el coche y caminamos hacía lo que intuíamos era la entrada del glaciar. Poco a poco su lengua nos iba dando la bienvenida. La imagen era de lo más bonito que habíamos visto hasta entonces. Un paisaje helado azul celeste nos iba dejando boquiabiertos. Nos creíamos solos en ese desierto gélido pero poco a poco fuimos viendo grupos de personas con sus guías que regresaban de sus respectivas excursiones.

20190107_161000

Sólheimajokull

Después de un rato nos quedamos Antonio, el glaciar y yo envueltos en un silencio que lejos de ser incómodo, nos regaló un momento de serenidad absoluta junto a una imagen que no nos dejaba de maravillar. Todo era increíblemente perfecto.

20190107_160909

Llegada la noche, volvimos al coche y tan solo 15 min después estábamos en el Hotel Skógafoss, muy cerquita de la cascada.

En nuestro tercer día, Islandia no hacía más que superarse.

Si quieres sentir más de toda la buena vibra de este día, echa un vistazo al vídeo de nuestro canal de Youtube:

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: