Sigamos conociendo algunos lugares de la tierra que nunca visitarás. Si en la Parte I del artículo eran islas en las cuales tu integridad física o mental podían verse afectadas, en esta segunda parte conocerás algunas de las islas más surrealistas del mundo.

La Isla de la Muñecas

Aquel que tenga pediofobia –miedo a los muñecos- puede saltar a la siguiente isla, por favor.

Nos encontramos en los Canales de Xochimilco, en la Laguna de Teshuilo, al sur del centro de la Ciudad de México. La isla es una chinampa: antiguo método de balsas cubiertas con tierra, para cultivar flores y verduras.

Esta isla, antigua propiedad de Julián Santana, está repleta de muñecas rotas y deterioradas. Muchas de ellas cubiertas de telarañas e insectos, dando un aspecto dantesco a toda esta chinampa.

63FF4884-6072-4C19-ACE2-360D35A83945.jpeg

¡Qué agradable!… foto tomada de Wikipedia

La leyenda cuenta que una joven murió ahogada entre los lirios del canal, y que su cuerpo fue encontrado por Julián en su chinampa.  Este comenzó a experimentar situaciones inexplicables, por lo que empezó a colocar muñecas en su isla como protección, creyendo que dichas muñecas ahuyentarían el alma de la joven.

Poco a poco, la fama de la isla fue en aumento, creciendo el número de visitantes, que obsequiaban a Julián con más muñecas, haciendo de la isla un mundo surrealista en todos los sentidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy en día la isla es visitable, aunque si eres supersticioso, o sensible, mejor que lo dejes para otro día…

 

Isla de Hashima – la Isla Fantasma

Esta isla se encuentra a unos 20 Kilómetros del puerto de Nagasaki, en Japón. Es una de las 505  islas deshabitadas de la Prefectura de Nagasaki. Pero no siempre fue así. En 1887, después del descubrimiento de una veta de carbón en el subsuelo, a unos 200 metros por debajo del nivel del mar, surgen los primeros poblamientos.

BF8F5436-0C8A-451C-B72A-8A0505CF8CA2.jpeg

Ubicación de la isla. Foto tomada de Google Earth

En 1890 Mitsubishi compra la isla para empezar su explotación industrial. Y esta no paró  hasta 1974, año en el que se abandona la isla, dado el empobrecimiento del carbón en beneficio del petróleo.

Hashima tiene unas dimensiones diminutas: 480 metros de largo por 150 de anchura máxima. También llamada Gunkanjima, nombre que significa isla del Acorazado, dada la forma que adquirió, después de que la amurallaran por completo, para protegerla del fuerte oleaje de la zona y de los tifones que suelen azotar esa parte de la nación nipona.

Lo especial de esta isla, así como lo tremendamente asfixiante, es saber que en ese espacio tan minúsculo, la densidad de población ha sido de las más altas del mundo. En 1959, alcanzó las 83.500 personas por kilómetro cuadrado, llegando a tener en las zonas residenciales 139.100 personas por kilómetro cuadrado. Un auténtico enjambre de abejas, teniendo en cuenta el tamaño de la isla -apenas 1 kilómetro cuadrado-.

8D67D8E4-E0A6-4A0E-A9B7-0F4837E870C1.jpeg

El agobiante proyecto arquitectónico del Acorazado

Las condiciones de los trabajadores y sus familias en Hashima distaban mucho de ofrecer la calidad de vida media de cualquier persona. Los apartamentos eran realmente pequeños, con baños compartidos normalmente. Incluso los obreros que venían de países como China o Korea eran tratados prácticamente como esclavos. La única casa que no era compartida en la isla era la del director de la mina, simbólicamente ubicada en lo más alto del Acorazado.

En 1945 ya habían muerto unos mil trescientos obreros debido a las duras condiciones de trabajo en los túneles, a las enfermedades y a la desnutrición. No existía ninguna zona verde, y algunos mineros traían tierra de islas cercanas para cultivar sus frutas y verduras. Eso sí, siempre en la azotea de los edificios, ya que el carácter mineral del suelo, lo invalidaba para intentar plantar cualquier cosa.

En enero de 1974, Mitsubishi anuncia el cierre de la mina en el gimnasio de la isla. Tres meses después, la isla quedaba completamente abandonada. Desde entonces se convierte en la Isla Fantasma. En el 2002 la empresa nipona cede la isla a Nagasaki, que a partir del 2009 recupera alguna zona para abrirla al turismo -antes solo podían visitarla periodistas e historiadores bajo permiso especial-. Con lo que esta isla  es visitable, aunque su lamentable estado de conservación la hace especialmente peligrosa en muchas zonas. Es digno de conocer los testimonios de turistas contando la sensación de mundo apocalíptico, al caminar por la misma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para el que quiera visitar la isla sin necesidad de moverse de su silla, Google Street View ofrece un tour impresionante por la Isla Fantasma.

 

Isla de Norh Brother

North Brother Island está situada a apenas unos kilómetros de los grandes rascacielos que dibujan el cielo de New York. Ubicada exactamente en el East River, entre el Bronx y Rikers Island. Mide 400 metros de largo por unos 250 metros de ancho.

944D5368-2969-401B-9593-315B8A8E8617.jpeg

La ubicación de North Brother Island rodeada de la jungla de asfalto. Foto tomada de Google Earth

La isla estuvo deshabitada hasta finales del siglo XIX, cuando se decide trasladar el Riverside Hospital allí. Este hospital estaba especializado en el tratamiento de la viruela y en dejar en cuarentena a personas que padeciesen enfermedades contagiosas. Desde ese momento, la maldición de la isla parece que se ceba con todo aquel que se acerque a la misma o se atreva a permanecer allí.

En 1904, el Ps General Slocum: un barco de vapor de rueda lateral de transporte de pasajeros naufraga en las costas de la isla debido a un incendio. El escenario no puede ser más dantesco: 100 personas fallecen quemadas y ahogadas en el siniestro.

F86D930F-CB98-4544-8F0F-6D250DBEF88A.jpeg

Fotografías de la época del hundimiento del Ps General Slocum. Foto tomada de nypl.org

En el fondo era un lugar oscuro y de reclusión para todos aquellos que contraían una enfermedad contagiosa, ya que les aislaban en este lugar para, en muchas ocasiones, no salir nunca de allí.

Un ejemplo de esto lo tenemos en Mary Mallon. También conocida como María Tifoidea, fue la primera persona reconocida en Estados Unidos como portadora sana con patógenos asociados a la fiebre tifoidea. Se dice que contagió a 53 personas, de las cuales murieron tres. Mary fue recluida en North Brother Island durante dos décadas hasta su muerte en 1938. Poco tiempo después el hospital cerró sus puertas definitivamente.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la isla acogió a algunas familias de militares, aunque unos años después volvió a ser abandonada.

Ya en la década de los 50 se creó un centro de desintoxicación para jóvenes con problemas de drogadicción. Pretendía convertirse en un centro de tratamiento, educación y rehabilitación de jóvenes toxicómanos, especialmente heroinómanos. Pero lo que quería convertirse en un centro de rehabilitación se convirtió en una pesadilla oscura para muchos pacientes que por allí pasaron. Apena una década después, el centro tuvo que cerrar dado el alto nivel de corrupción interno y continuos casos de reincidencia de sus pacientes.

Hoy en día el acceso está restringido por razones de seguridad, y por ser una zona de anidamiento de algunas colonias de aves -alguna especie ha abandonado la isla sin que se sepa el motivo-. Aunque si quisieras ir, primero tendrías que pedir permiso al Departamento de Parque de la ciudad de Nueva York. Una vez el permiso concedido, tendrías que alquilar un barco, algo nada barato por otro lado. Después de alquilar el barco, tendrías que buscar una zona para desembarcar, ya que todo está en ruinas y no es tarea nada fácil. Al llegar a la isla, lo primero que tienes que evitar es la hiedra venenosa que lo inunda todo. Después de esto, el propio estado de las edificaciones: intentar evitar agujeros tapados por vegetación, no pasar demasiado tiempo en edificios muy deteriorados hechos completamente de amianto, caer a algún foso de antiguo de aislamiento de enfermos, sin poder pedir ayuda ya que te encontrarías solo…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por supuesto, no faltan las historias de aventureros y periodistas que han visto presencias u oído largos lamentos, por ese ambiente tan denso y oscuro que se respira en la isla.  ¿Te darías un viajecito si fueras a New York?

 

El Faro Pridrangar – La Isla del Fin del Mundo

Y es que el sobrenombre no puede estar mejor descrito. Al sur de Islandia, al oeste de un conjunto de islas denominadas Vestman, se encuentra esta Isla del Fin del Mundo. El conjunto donde se encuentra este faro está compuesto por tres picachos de roca sobresaliendo del bravo Océano Atlántico.

32B2DA68-4820-4F90-AC4D-2714587FA67B

Foto tomada de Google Earth

Este faro fue construido en 1939 en la formación rocosa “más grande” de estos tres salientes rocosos. Se encuentra a una altura de 36 metros, en la cima de una escarpada y muy peligrosa roca, y la única forma de acceder a él es por helicóptero, dado que se construyó en la misma época de la edificación de este pequeño faro, la mini plataforma para que se pudieran llevar las labores de vigilancia y mantenimiento.

CA766089-2094-4A48-94D8-DA33B40FB29D

Un poco complicado llegar por barco… Foto tomada de Alberto Sánchez

Imagínate las labores de construcción en 1939, sin tener ningún tipo de acceso a la cima. Aquellos aguerridos trabajadores islandeses, tuvieron que construir peldaño a peldaño de forma totalmente artesanal y portar todo el material de construcción hasta la cima.

2568C06E-8BC9-44CA-A3A4-F16D5325E8C4.jpeg

Faro no apto para claustrofóbicos. Foto tomada de nauticalnewstoday.com

Hoy en día el faro funciona de forma automática mediante energía solar. Si te gustan los precipicios, lugares remotos y no te agobian las estrecheces, puedes convencer a algún piloto islandés a que te de una vuelta por allí. A ver si te atreves…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como verás, cuando creías que lo conocías todo, todavía existen lugares en la tierra prohibidos, vetados, censurados y terriblemente peligrosos. ¿Te animarías a conocer alguno?

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: