Desde el pasado 5 de octubre y hasta el próximo 5 de febrero, la Fundación Telefónica ofrece una exposición sobre el maestro indiscutible del suspense: Alfred Hitchcock. La tercera planta, ubicada en el edificio de Telefónica  en plena Gran Vía de Madrid, se viste de pantallas, imágenes iconográficas, vídeos, superposiciones de imágenes y otros elementos que nos transportarán a las producciones más emblemáticas del  cineasta.

20170110_115339

Para asistir, lo primero que te recomendamos es hacerlo cuando coincida con los horarios de visita comentada: martes a las 12 y a las 18 h; miércoles a las 18 h y sábados a las 12 h. De esta forma, como sucede en la mayoría de las visitas guiadas, tendrás una visión mucho más profunda de la carrera del director, en este caso. En nuestra visita, nuestro guía estuvo genial. La visita que originalmente duraba 50 minutos, terminó siendo de 100 min. El chico que nos tocó se esforzó al máximo por conectar al máximo con el público asistente y meterlo de lleno en el mundo de Hitchcock. Curiosidades, anécdotas, datos biográficos y preguntas al grupo fueron la constante durante las casi dos horas que estuvimos.

20170110_120129

En cuanto a la iconografía, por ejemplo, hemos visto imágenes recurrentes en sus películas, siendo el espiral una de las que más se repite.  Este espiral se presenta como el reflejo del laberinto mental de sus protagonistas y viene representado bajo diferentes formas y en diferentes filmes.

 

Desagüe de la ducha en "Psicosis"

Desagüe de la ducha en “Psicosis”

20170110_143827

Kim Novak en “Vertigo”

  Luego, a través de fragmentos de películas, nos van explicando el sentido autobiográfico que imprime Hitchcock en sus creaciones. De hecho, muchos de sus miedos e inseguridades han sido plasmados en la mayoría de sus películas. En “Declive, por ejemplo, a través de la superposición de imágenes, entramos en la mente del protagonista quien refleja una gran angustia y saturación por todo lo que está viendo. Esas saturación y angustia, fueron exactamente la que sintió el director cuando pisó por primera vez Londres. Para ese entonces él vivía en un tranquilo barrio a las afueras de la ciudad.

20170110_143858

“Declive”

Otro elemento característico en las películas de Hitchcock es el McGuffin: “elemento de suspenso que hace que los personajes avancen en la trama, pero que no tiene mayor relevancia en la trama en sí.” Por ejemplo, en “Psicosis“, la escena inicial gira en torno al robo de un dinero por parte de una empleada. Esa acción que aparentemente se presenta como el elemento fundamental alrededor del cual girará la trama, se quedará como un hecho completamente aislado.

También conocimos sobre el por qué Psicosis fue hecha en blanco y negro cuando ya existía la tecnología a color, por qué el equipo utilizado fue de TV y no de cine como correspondía, y las estrategias de marketing que utilizó HItchcock para atraer al público a la gran pantalla. De las primeras dos cuestiones, no haré el spoiler pero de la última os dejaré el banner publicitario con el que se pedía a la gente que fuera a ver la película que llegara puntual. En esa época el cine era continuado y la gente solía entrar en cualquier momento. A partir de entonces, según lo comentado por nuestro guía, se estableció un nuevo orden de acceso en el cine para convertirse en lo que actualmente conocemos: la entrada del público a la hora que inicia la película. Otro dato de ese banner, es la petición que hace el director para quienes hayan visto la película de no comentarla con el resto de personas.

img_2995

Y aquí el trailer con el que Hitchcock adelantaba de qué se trataba la película sin mostrar ni una sola imagen de la misma…

Trailer Psicosis

 

Paseamos también por los besos más icónicos de sus películas, aunque aquel por el que más se le reconoce por ser el más largo en la historia del cine, no se incluyó.

¿Sabes a qué pelis pertenecen?

20170110_144446

Dentro de la intencionalidad del cineasta también descubrimos que la moda fue un elemento importante dentro de sus películas. La sotisficación y elegancia a través de la vestimenta de sus protagonistas representaban el glamour de los años 50.

“El director siempre colaboró con estrellas de la interpretación que aportaban su glamour, a lo que él sumó la colaboración con modistos como Christian Dior o Balenciaga. A partir de la segunda guerra mundial, con el triunfo de la clase media norteamericana y la difusión de un estilo sofisticado traído a Europa, las revistas femeninas gozaron de un  auge inusitado. Vogue o Harper’s Bazaar combinaban difusión artística con cultura de masas, una mezcla que generó una iconografía que él supo reflejar como nadie”

 

También aprendimos sobre el empleo de la rotoscopia y la superposición de planos en sus películas. En la exposición se encuentra un ejemplo claro de cómo funciona esa superposición y de cómo se llevó a cabo en la película “Los Pájaros”.

20170110_145128

La censura, la visión sobre las mujeres, cómo escogía a sus musas y cómo las trataba y los cameos te los vamos a dejar como la excusa perfecta para que vayas a la exposición y te enteres de primera mano. No queremos más spoilers, ¿no?

Y si por las razones que sean no puedes asistir, esperamos que con este post vayas corriendo a buscar películas de Hitchcock y contrastes todo lo que aquí te hemos contado. Yo no me aguanté y ya empecé a ver la primera de la larga lista de pelis que no había visto. La elegida de hoy fue: “The rare window“. Y tú, ¿ya sabes por dónde vas a comenzar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: