Ubicado en el extremo sureste de América Central y atravesado en su lado más estrecho por una vía de navegación interoceánica, Panamá goza de una posición privilegiada que ha servido como punto neurálgico para el transporte de mercancías desde la época de la colonia. Esta vía, transformada en lo que hoy conocemos como Canal de Panamá, ha servido para dinamizar el comercio entre los Océanos Pacífico y Atlántico, ofreciendo una ruta más corta y más barata.

20130906_110256

Esclusa de Miraflores

Asimismo, esta posición hizo de Panamá un enclave donde convergerían y partirían las expediciones “conquistadoras” que  seguirían hasta el Imperio Inca del Perú. Ahí,  los expedicionarios cargarían el oro y la plata que saquearían del Tahuantinsuyo y volverían nuevamente a hacer escala en el istmo para seguir por el Atlántico a tierras europeas. Este enclave estuvo ubicado exactamente en lo que se conoce hoy en día como Panamá la Vieja Panamá Viejo. 

20130907_112607

Torre de la Catedral – Panamá la Vieja

20130907_115936

Pozo construido por la escasez de agua de entonces – Panamá la Vieja

En la actualidad, funciona como un Centro de Visitantes. Aquí el turista, a través de las ruinas, puede fácilmente imaginar como pudo haber sido la vida en esta ciudad ocupada entonces por 4.000 habitantes, en la que se fusionaban españoles, indígenas y esclavos africanos. La visita puede durar como una hora y media aproximadamente. Con suerte, puedes encontrar un guía en la parte baja de la torre que te contará brevemente la historia del lugar. El pago es a voluntad, pero vale la pena, pues hace que la visita sea mucho más provechosa.

20130907_112710

Panamá la Vieja

Adicionalmente, se debe pagar el acceso al lugar que es de 6 USD adultos y niños mayores de 5 años. Esta entrada incluye también la visita al museo que está como a cinco minutos en vehículo particular y donde se puede apreciar la transformación que ha sufrido la ciudad durante toda su historia. Nosotros no pudimos visitar el museo porque llegamos ya muy tarde.

20130907_113610

País de contrastes, donde lo antiguo y lo moderno se funden

En 1671, la ciudad fue asediada e incendiada en diferentes oportunidades hasta quedar prácticamente reducida a escombros . Por esta razón, hubo que cambiar su ubicación a un lugar que tuviera un mejor sistema defensivo. Así pues, se creó en 1673 lo que hoy conocemos como Casco Antiguo, declarado en 1997 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Si decides dar un paseo por el Casco Antiguo, lo mejor será dirigirte a la Plaza Mayor, frente a la Catedral Metropolitana de Panamá. Ahí encontrarás a un grupo de guías que por un donativo te acompañará por todo el Casco y te contará con detalle, los acontecimientos y anécdotas surgidos en cada punto del lugar. La experiencia vale la pena. Una vez más y como siempre, la posibilidad que te brinda tener un buen guía, te ayudará a disfrutar y a entender mejor un país y su gente.

Catedral Metropolitana de Panamá

Catedral Metropolitana de Panamá

 

Además de la Plaza Mayor, encontrarás tres plazas principales: la Plaza Bolívar, la Plaza Francia y la Plaza Herrera. Asimismo, se encuentra el Palacio de las Garzas, sede de la Presidencia de la República; El Palacio Bolívar, actual sede de la Cancillería de la República; el Palacio Municipal, sede de la alcaldía y del concejo del municipio del distrito de Panamá y, como dato anecdótico, la casa de Rubén Blades, uno de los principales representantes de la música latinoamericana a nivel mundial, además de político y abogado.

 

Guía local

Guía local

Plaza de Francia

Plaza de Francia

Casa de Rubén Blades

Casa de Rubén Blades

 

 

El paseo podría llevarte aproximadamente otra hora y media, pero bajo el calor y la humedad panameña, podría darte la impresión de que ha durado bastante más. Por ello, además de llevar contigo una botellita de agua, te sugiero parar en una heladería que ofrece unos helados artesanales con sabores únicos en el mismo Casco Antiguo. Su nombre es Granclement y para mí, el mejor helado es el de jengibre. No te lo puedes perder…

Heladería Granclement

Heladería Granclement

Por el momento me despido con ese saborcito de helado de jengibre en la boca, invitándote a seguir mi próximo post sobre Panamá. En él, hablaré sobre el Canal de Panamá, la Cinta Costera y algún rinconcito sobre donde podemos disfrutar de la deliciosa Comida Típica

 

Panameña.

One Comment on “PANAMÁ: TIERRA DE CONTRASTES (PARTE I)

  1. Pingback: PANAMÁ: TIERRA DE CONTRASTES (PARTE I) | próxima parada: la luna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: